Foto: Vanguardia
A una semana de la mañana trágica en la que un niño de 11 años disparó contra maestros y alumnos, nadie pensaría lo que vino después

El viernes 10 de enero, a las 8 de la mañana, un alumno de 11 años de edad de nombre José Ángel, del sexto grado de primaria, pidió permiso para ir al baño. 15 minutos después, el menor salió del baño armado.

"Miss Mary", como era conocida su maestra, fue a buscarlo al ver que el menor se tardaba en regresar. Al ir hacia los baños la encontró una bala de una de las dos armas que portaba el menor quien también abrió fuego contra 5 de sus compañeros y el maestro de educación física.

El menor había cambiado su uniforme por un pantalón oscuro, tirantes y una playera con la leyenda 'Natural Selection', en una posible referencia a Eric Harris, estudiante de preparatoria que junto a Dylan Bennet cometieron un tiroteo escolar el 20 de abril de 1999 en la llamada Masacre de la Escuela Preparatoria de Columbine, y al igual que él, al terminar el tiroteo, se suicidó. 

Lo que nadie imaginó, fue lo que se supo después, Luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló las cuentas bancarias por 100 millones de pesos del padre y del abuelo del niño, se reveló que ambos familiares del menor estarían ligados a la delincuencia organizada.

Este es el recuento de los hechos desde aquél fatídico 10 de enero...

Un alumno de 11 años del Colegio Cervantes de Torreón realizó un tiroteo al interior del lugar ubicado frente el Bosque Venustiano Carranza, por la calle Juan Pablos.

De acuerdo a las primeras informaciones, el menor José Ángel "N", menor de 11 años, disparó primero contra la maestra, luego contra sus compañeros y posteriormente se suicidó.

Directivos del plantel informaron que no se percataron que el alumno llegó normalmente al plantel escondiendo en su mochila dos armas de fuego.

Antes de cometer el crimen, Juan Ángel “N”, como fue identificado el menor, comentó a sus compañeros, “hoy es el día”, pues habría estado planeando una ataque basado en la Matanza de Columbine.

Según informes de las autoridades y del propio Gobernador de Coahuila, el menor de nombre  José Ángel 'N' y que cursaba el sexto de primaria pidió permiso para ir al baño, y su maestra, al ver que el menor no regresaba fue a buscarlo y al encontrarlo en el pasillo disparó contra ella y alumnos que se encontraban en el lugar.

El menor había cambiado su uniforme por un pantalón oscuro, tirantes y una playera con la leyenda 'Natural Selection', en una posible referencia a Eric Harris, estudiante de preparatoria que junto a Dylan Bennet cometieron un tiroteo escolar el 20 de abril de 1999 en la llamada Masacre de la Escuela Preparatoria de Columbine en la localidad de Columbine (Denver, Colorado, Estados Unidos).

El gobernador de Coahuila también hizo referencia a un videojuego de nombre 'Natural Selection', posible inspitración para que el menor cometiera el tiroteo.

Armas que usó niño en tiroteo de Torreón eran de su abuelo y las dejaron a su alcance: gobernador de Coahuila

“Las armas eran del abuelo y de alguna forma, por algún motivo, se dejaron al alcance  del menor. Dentro del ámbito familiar que él (José Angel) vivió trajo como consecuencia lo que hizo”, declaró el Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme.

También manifestó que hasta estos momentos, el abuelo se ha reservado su declaración ante las diligencias que realiza la Fiscalía para definir las acciones legales que habrán de hacerse entorno al caso.

Respecto al entorno del menor, Gerardo Márquez Guevara, dijo que ya han sido resguardados el equipo electrónico como un teléfono, un iPad, los videojuegos, y se están analizando sus redes sociales, además de que para las acciones legales ya se han realizado por lo menos 25 entrevistas con el entorno del menor.

 

Ligan a delincuencia a padre y abuelo del niño de 11 años que causó tiroteo en Colegio Cervantes de Torreón

 

Luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló las cuentas bancarias por 100 millones de pesos del padre y del abuelo del niño que causó la tragedia en el Colegio Cervantes de Torreón, se reveló que ambos familiares del menor estarían ligados a la delincuencia organizada.

Santiago Nieto, titular de la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aseguró que en las cuentas de José Ángel “N”, padre e hijo, detectaron irregularidades.

“Se encontró algún tipo de actividad irregular en cuanto al flujo de efectivo a sus cuentas y a empresas vinculadas con él, y transferencias internacionales a Estados Unidos, eso ha motivado, la necesidad de verificar el origen lícito de los recursos”, dijo el funcionario federal.

Una fuente allegada a las investigaciones aseguró que las cuentas bancarias ascienden a más de 100 millones de pesos y aunque en un principio se había establecido que la familia del menor se dedicaba a organizar banquetes, ayer un informante señaló que el padre y el abuelo del menor podrían tener nexos con un grupo de la delincuencia organizada.

Un vocero señaló que el padre del niño, identificado como José Ángel “N”, fue detenido por la DEA en Estados Unidos, hace unos cuatro años, por tráfico de metanfetaminas, pero recuperó su libertad a finales de octubre pasado, para luego ser deportado a México.

En tanto, el Gobierno de Durango señaló que la abuela materna del menor fue degollada en aquella entidad, pero no reveló más detalles sobre ese crimen.

Incluso, trascendió que el papá del niño que se suicidó en el colegio tras matar a su maestra y herir a un profesor y cinco alumnos, también tiene un corrido que interpreta Fidel Rueda. 

Por medio de un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila informó que las cuentas fueron congeladas por la UIF, luego de que la Fiscalía General del Estado pidió que se investigaran las finanzas de los familiares del menor.

“Derivado de las indagatorias de los hechos ocurridos en un colegio particular de Torreón, el pasado 10 de enero del año en curso, y al encontrarse diversas inconsistencias arrojadas a la luz de los estudios socioeconómicos realizados al seno familiar en el que cohabitaba el menor José Ángel “N”, de 11 años de edad.

“La Fiscalía General del Estado (FGE) -a través de la Unidad Local de Inteligencia Financiera- solicitó una investigación sobre las finanzas de José Ángel “N”, de 58 años, y de su hijo, José Ángel “N”, de 37 años, familiares del menor”, señala el documento oficial.

El lunes por la noche, elementos de la FGE aprehendieron al abuelo del niño que causó la tragedia por su presunta responsabilidad por el delito de homicidio por omisión.

De acuerdo con la cuenta de Twitter del periodista Ciro Gómez Leyva, entre los movimientos irregulares detectados en las cuentas de los sospechosos están la compra de seis camionetas de lujo en dos años, flujos millonarios de dinero en efectivo y diversas cuentas bancarias en Estados Unidos.

 

 

Abuela materna de niño del tiroteo de Torreón, también estaba ligada al narco... fue pareja de sicario del Cártel de Juárez

Una auténtica cloaca ha sido destapada tras la tragedia del Colegio Cervantes de Torreón, donde el niño José Ángel mató a una maestra y se suicidó con arma de fuego, además de herir a seis personas.

El entorno familiar del menor es de personas involucradas con otros homicidios, narcotráfico y lavado de dinero, entre otros delitos.

Adrián Alanís, Secretario de Gobierno de Durango, dijo ayer que la abuela materna del alumno que cursaba el sexto año de primaria habría sido asesinada con degollamiento y su padre estuvo preso en Estados Unidos por delitos asociados con narcotráfico.

Trasendió que la madre de Yezmine Natali Betts habría sido asesinada en 2010 y las autoridades refieren que sostuvo una relación personal con Arturo Hernández González, El Chaky, principal sicario del Cártel de Juárez en La Laguna.

Además, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, reveló que las cuentas de los abuelos y el padre del niño José Ángel serán bloqueadas como parte de indagatorias de presunto lavado de dinero y defraudación fiscal.

 

Abuela del niño de tiroteo en Torreón recibió “subsidio” por parte del Ayuntamiento

 

Rebeca “N”, la abuela del menor que mató a una maestra en el colegio Cervantes y después se suicidó, recibió el año pasado 243 mil 600 pesos por concepto de “ayuda o subsidio” por parte de la administración del alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante.

La ayuda fue reportada el segundo trimestre de 2019 por la tesorería municipal. El caso de la familia del menor que disparó en el colegio Cervantes, ha resonado desde que fue detenido el abuelo por su probable responsabilidad por omisión en el homicidio de la maestra María Assaf y después que se diera a conocer el congelamiento de las cuentas del abuelo y padre, ambos de nombre José Ángel.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera refirió que se encontraron flujos de recursos que “no corresponden con el, digamos, forma usual de la señora Rebeca”. Pese anterior, la abuela recibía apoyos sociales del gobierno de Torreón y el gobierno de Durango.

 

En 2017 y 2019 la señora Rebeca recibió en cada una 240 mil 400 pesos, sin embargo, existen otras transferencias por ayudas que van de los 19 mil 954 pesos a los 104 mil 400.

En la última “ayuda” que recibió del segundo trimestre de 2019, los 243 mil 600 pesos fue la mayor cantidad entregada por el municipio, donde también se encuentran apoyos a casas hogares como la Casa del anciano Samuel Silva, a quien en esa ocasión le entregaron 38 mil 994.58 pesos o a la camerata de Coahuila a quien le entregaron 50 mil pesos.

Pero el Ayuntamiento de Torreón no era el único gobierno que le entregó algún apoyo. También existe registro del gobierno de Durango. En 2016 les entregaron 21 mil 397 pesos y en 2015, 19 mil 954.07.

Dan de alta a los 6 heridos en tiroteo en colegio de Torreón

Cinco alumnos del Colegio Cervantes y el profesor que resultaron heridos durante el tiroteo del pasado viernes 10 de enero en Torreón, Coahuila, fueron dados de alta del hospital en el que fueron atendidos, informó la Secretaría de Salud de ese estado.

Antes, el domingo a mediodía, Roberto Bernal, Secretario de Salud en Coahuila, y el doctor Guillermo Siller, médico del Sanatorio Español donde fueron atendidos, informaron que ayer serían dados de alta dos niños y el profesor; sin embargo, debido a la evolución en su recuperación, a otros tres menores también se les autorizó su salida.