ESPECIAL
Tener un presupuesto reducido y un espacio pequeño, no impiden que redecores y transformes cualquier espacio en un lugar acogedor, en el que la madera y el color blanco son los protagonistas de la temporada otoño-invierno 2020

Las pequeñas dimensiones y un presupuesto limitado para redecorar no es un impedimento, si no un estimulante reto para lograr una vivienda acogedora, con todo lo necesario, y una decoración entre urbana y rústica donde el material más utilizado sea la madera y los tonos blancos.

De acuerdo con un artículo de la Agencia EFE, se puede transformar un  apartamento de 42 metros cuadrados y conseguir un aspecto renovado gracias al trabajo realizado por el estudio Coblonal Interiorismo.

Su trabajo principal se ha concentrado en la redistribución del espacio, en el que es fundamental la elección del mobiliario.

Los decoradores de interiores se concentraron en la recuperación de elementos originales de lo rústico y en aunar el cromatismo para ganar en espacio útil y sensación de amplitud. El resultado es un apartamento acogedor y con sensación de amplitud.

REDISTRIBUCIÓN DEL ESPACIO

El proyecto parte de una redistribución del espacio, de forma que habitaciones originales, pequeñas, se transformaron con una distribución abierta en la que el salón, la cocina y el dormitorio principal están conectados.

 En este sentido, la cocina se sitúa en el extremo más cercano a las ventanas que dan a la calle, mientrasque la recámara da a un patio interior y se conecta con la sala de estar a través de una puerta corrediza. En el pasillo de entrada encontramos un baño completo y un pequeño cuarto para la lavadora.

Con la intención de ahorrar  se han aprovechado elementos originales de la propia estructura como el techo blanco y amplio.

 “La sorpresa fue, que al retirar el falso techo vimos que las vigas originales estaban en muy mal estado. Eso encareció el proyecto y reclamó de algo más de tiempo e inventiva”, explican desde el estudio de arquitectura. En las paredes, el ladrillo aporta un toque entre industrial y cálido al conjunto.

LA MADERA, COMPLEMENTO IDEAL

Se decidió recuperar la carpintería original de ventanas y puertas de madera natural. Sin embargo, para el pavimento se recurrió a una baldosa de nueva inspiración muy parecida a la original.

Pero, sin duda, el gran protagonista de la reforma es la elección de mobiliario de madera de diseño propio, un trabajo de carpintería artesano que convierte la estancia en un lugar cálido, con un toque de cabaña y rústico.

El color permite una idea unificada del espacio lo que permite una percepción uniforme y amplia del espacio, de manera que el apartamento no parezca tan pequeño.

TOQUES CLÁSICOS

La luz se traspasa a través de la puerta corrediza, que separa el comedor de la recámara. "Hemos recuperado cristales desechados de otros proyectos para dar cierta intimidad y un toque clásico al conjunto", apuntan desde Coblonal.

En el dormitorio, el armario se ha diseñado con diferentes estantes abiertos, a modo de tocador, que sirven de mesita de noche. En el otro extremo, aprovechando un recoveco hacia la ventana que da al patio interior, se ha situado un pequeño escritorio que sirve de estudio.

En el baño, la madera natural comparte el protagonismo con el blanco del revestimiento cerámico hexagonal de las paredes y del lavamanos ovalado. Dos tablas horizontales de madera hacen la función de cabecera. Y el negro mate y la mampara de la ducha aportan el impacto del conjunto.

MADERA TAMBIÉN EN LA COCINA

En la cocina encontramos de nuevo madera,  con el blanco y el contraste de los detalles en negro. El mobiliario combina la madera con el blanco del mármol  y el hierro negro de los estantes y perillas de las puertas y cajones. Una redecoración en la que se demuestra que con un presupuesto ajustado es posible diseñar un lugar acogedor, confortable, funcional y con encanto. Con información de EFE

10 TIPS Extras: 

>  Luz natural

Una habitación bien iluminada siempre parece más amplia, por eso intenta despejar el paso en las ventanas, para que entre la mayor cantidad posible de luz natural. Utiliza varios puntos de iluminación artificial. Intenta que la luz principal, la del techo, sea cálida y, si es una lámpara, que no quede colgada muy abajo. Direcciona algunos puntos de luz secundaria hacia el techo, así conseguirás alejarlo del piso y la habitación parecerá más alta.

>  Colores claros

¡No solo el blanco! En general, todos los colores claros ayudan a que los espacios parezcan mucho más amplios, ya que reflejan mejor la luz. En piezas pequeñas intenta utilizar un máximo de tres colores y también que éstos sean lisos, o sea que no tengan estampados, al menos en los muros y en los tapizados de muebles grandes, como los sofás.

>  Vidrio y objetos de acrílico

El vidrio y los materiales transparentes dejan pasar la luz y además no ocupan mucho espacio visual. ¡Son perfectos para un departamento pequeño!

>  Espejos

Los espejos estratégicamente colocados te ayudarán a que tus espacios luzcan más grandes. Un gran aliado es un maxiespejo, ya que da profundidad a comedores y salitas. Puedes incluso dejarlo en el piso y apoyado contra la pared si no tienes niños o mascotas.

>  Ilusiones ópticas

Un buen truco para que tus espacios se vean amplios es crear sensaciones ópticas. Por ejemplo, si eliges muebles largos y estrechos, que dirijan la vista hacia arriba, conseguirás generar la sensación de altura. En las ventanas prefiere cortinas de rayas verticales en colores que contrasten, también te ayudarán a que tu techo se vea mucho más alto.

>  Mesa redonda para tu comedor

Las mesas redondas, sin esquinas, son ideales para espacios pequeños. Principalmente porque sus contornos se ven menos agresivos y ocupan mucho menos visualmente. Además, resultan más prácticas porque en el mismo espacio puedes  sentar a más personas. Para alivianar aún más el efecto visual escoge una mesa que, en lugar de cuatro patas, tenga un pedestal central.

>  Distintos ambientes

Que tu departamento sea pequeño no significa que no puedas tener en él zonas diferenciadas. Lo importante es que utilices separadores menos convencionales y más ligeros a la vista. Por ejemplo, prefiere puertas correderas por encima de las normales; utiliza biombos o mamparas de vidrio para dividir espacios; y usa alfombras para crear islas decorativas independientes.

>  Más es menos, menos es más

Si tienes pocos metros ésta debe ser tu máxima en decoración: “menos es más”. Evita recargar los ambientes con muchos objetos decorativos, y sobre todo, a la hora de comprar, huye de muebles y lámparas que sean demasiado grandes.

>  Muebles multifuncionales y modulares

¡Aliados infalibles para casas pequeñas! Los multifuncionales son un gran recurso a la hora de ahorrar espacio y los modulares tienen la gran ventaja de ser versátiles. ¡Además los puedes poner en cualquier espacio de la casa!

>  Espacios escondidos

Por último, intenta aprovechar los huecos que quedan detrás o debajo de las camas, las escaleras o los sofás. Puedes utilizarlos para almacenar ropa verano o invierno, juguetes que tus hijos utilicen menos o incluso los adornos de navidad. Así no desaprovecharás ni un solo centímetro.

Básicos. Para redecorar este pequeño apartamento fue necesario utilizar madera y pintura en color blanco, para dar sensación de amplitud. EFE