La explicación es sencilla: “Los estados no tienen capacidad de poner impuestos a la generación energética, porque son actividades reservadas a la nación. ESPECIAL
El pasado viernes ocho gobernadores acordaron impulsar un impuesto a todas las empresas que usan combustóleo, como la CFE, Pemex y sus proveedores

La propuesta de los ocho gobernadores para poner un impuesto al combustóleo no tiene ninguna base, inviable, imposible de aplicar por parte de los estados y sería muy difícil de contabilizar y cobrar, explicó el doctor en Economía y catedrático Antonio Serrano.

“Cobrar un impuesto de ese tipo resulta sumamente complicado porque tendríamos que contar los litros de combustóleo que entran, y si no, tendría que ser sobre la base de un cálculo de sustitución de modelos de energía, que existen y son bastante cercanos, pero al hacer cálculos te da un margen importante de error y de posibilidad de amparo”, argumentó.

Sin embargo, el punto más importante es que “le estarías poniendo un impuesto a la producción de luz, y no se puede”. La explicación es sencilla: “Los estados no tienen capacidad de poner impuestos a la generación energética, porque son actividades reservadas a la nación, son de uso y manejo exclusivo de la nación”, detalló.

El pasado viernes ocho gobernadores acordaron impulsar un impuesto a todas las empresas que usan combustóleo, como la CFE, Pemex y sus proveedores. De acuerdo con ellos, el objetivo es privilegiar el uso de energías limpias.

La iniciativa fue suscrita por los mandatarios de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís; Tamaulipas, Francisco García de Cabeza de Vaca; Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; Durango, José Rosas Aispuro; Colima y José Ignacio Peralta de Guanajuato.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.