Foto: Especial
Desde el lunes, el fuego ha arrasado más de 69 mil 900 hectáreas, un área más grande en superficie que la ciudad de Chicago

WASHINGTON.- Los devastadores incendios en el sur de California han dejado al menos un muerto, 750 edificios destruidos y miles de personas evacuadas, en una de las peores emergencias que ha vivido jamás ese estado, informaron ayer autoridades locales.

Desde el lunes, el fuego ha arrasado más de 69 mil 900 hectáreas, un área más grande en superficie que la ciudad de Chicago.

“Esto es un horror y un horror del que necesitamos recuperarnos”, dijo durante una rueda de prensa el gobernador de California, Jerry Brown, quien consideró además que los incendios en California se están convirtiendo en “la nueva norma” y llamó a la reflexión sobre las causas que los provocan.

“Con el cambio climático, algunos científicos están diciendo que el sur de California está literalmente quemándose, y quemándose no sólo como una metáfora para los fuegos, sino como una metáfora de lo que podemos esperar durante los próximos años o décadas”, señaló Brown, defensor de políticas ecologistas.

Al respecto, insistió en la necesidad de cambiar los combustibles fósiles por energías renovables, a pesar de que haya países y lugares de Estados Unidos donde “no quieran entender eso”, en referencia directa al presidente Donald Trump, quien ha minimizado los efectos del cambio climático. 

Según los últimos datos oficiales de California, el fuego ha destruido 750 edificios, ha obligado a cerrar decenas de carreteras y llegó a provocar la evacuación de 200 mil personas, aunque muchas ya han podido regresar a sus hogares. Hasta el cierre de la edición, unos 8 mil 500 bomberos se encontraban tratando de sofocarlo en sus diversos frentes.