Ana Paula Vázquez, atleta coahuilense de Alto rendimiento. ARCHIVO
Reprueban competidores de alto rendimiento la desaparición del Fodepar

El Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) ha significado un apoyo indispensable para el desarrollo de atletas que representan a México en competencias internacionales; con la desaparición de este recurso sería impensable la subsistencia de deportistas dedicados a trabajar en su disciplina, explicaron entrenadores y atletas consultados por VANGUARDIA.

“La esencia del Fodepar es tener asegurado un proceso de preparación de equis disciplina deportiva, es un fideicomiso en el que únicamente pueden estar los mejores atletas que tiene México, rankeados a nivel mundial, medallistas olímpicos”, explicó Blas Ruiz, entrenador de tiro deportivo y uno de los beneficiarios del Fondo, pues entre sus alumnos se encuentran jóvenes que forman parte de la Selección Mexicana.

Y es que los deportistas de alto rendimiento no practican su disciplina como un pasatiempo: son personas con una jornada de seis a ocho horas al día, a veces con dos sesiones de entrenamiento, con descansos únicamente los domingos.

A este entrenamiento se suman las horas de gimnasio, diversos tipos de ejercicios, preparación psicológica y los fogueos necesarios; es decir, competencias para poner a prueba el nivel.

Sí lo haces con mucho amor a la camisa y a la bandera, pero también hay mucha gente que vive de esto”.
Ernesto Boardman, deportista.

Además del tiempo invertido en prepararse, que en ocasiones supera las jornadas de trabajo ordinarias, sobre todo cuando el deportista se alista para una competencia importante, la vida del atleta de alto rendimiento está dedicada al 100 por ciento al deporte, lo que impide que estudien al mismo tiempo que sus compañeros de generación o que incluso mantengan un trabajo con un horario.

“Cuando una persona está dispuesta a sacrificar muchas veces un buen estudio y dedicarse al deporte por representar a tu país, sí necesita que le tengan mucho respeto, que tenga el apoyo tanto económico, como de equipamiento y de fogueo, si no, su sacrificio difícilmente va a tener un resultado o va a rendir frutos”, señaló el entrenador Blas Ruiz.

ES UN HONOR Y UN TRABAJO

Ana Paula Vázquez y Ernesto Boardman son dos jóvenes arqueros coahuilenses que han representado a México en competencias internacionales como los Juegos Panamericanos y que se preparan para participar en las Olimpiadas de Tokio el próximo año. El Fodepar les ha permitido dedicarse por completo a su disciplina deportiva.

“El tiempo que tengas se usa en entrenar, entonces definitivamente no vas a tener tiempo para trabajar, al menos en mi caso y en el caso de la mayoría de los atletas que he visto, y pues sí necesitas sacar dinero de algún lado, el Fodepar te ayuda bastante”, detalló la joven de 20 años que se prepara para regresar a la Selección Mexicana Femenil de Tiro con Arco.

El tiempo que tengas se usa en entrenar, entonces definitivamente no vas a tener tiempo para trabajar”.
Ana Paula Vázquez, deportista.

“Hablando del nivel de alto rendimiento, sí lo haces con mucho amor a la camisa y a la bandera, pero también hay mucha gente que vive de esto, que su mayor ingreso viene siendo por parte del deporte”, dijo por su parte Ernesto Boardman, joven de 27 años representante de nuestro país en el tiro con arco.

Para ambos, llegar a una selección nacional y representar a México era parte de un sueño, y al lograrlo obtuvieron las becas o recursos del Fodepar, las cuales representaban su ingreso para subsistir, adquirir equipo y vestimenta, garantizar su alimentación y transporte, y sobre todo entregarse por completo al deporte.

INCERTIDUMBRE EN APOYOS

Este martes la Cámara de Diputados aprobó la desaparición del Fodepar, que hasta septiembre apoyaba económicamente a 788 personas: 288 de deporte convencional; 49 de adaptado, 81 deportistas paralímpicos vitalicios, 99 deportistas olímpicos vitalicios, 121 grupos multidisciplinarios, 33 analistas técnicos, 103 entrenadores para deporte convencional y 14 en deporte adaptado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los recursos continuarían para cada uno de los deportistas; sin embargo, hasta el momento los entrenadores y atletas consultados no saben de qué manera continuarán los apoyos.

Cuando una persona está dispuesta a sacrificar un buen estudio y dedicarse al deporte, merece mucho respeto”.
Blas Ruiz, entrenador.

“No creo que el Gobierno Federal vaya a dejar de apoyar a estos atletas, pero no entiendo por qué lo van a desaparecer”, criticó el entrenador Blas Ruiz.

Explicó que el Fodepar permitía solventar gastos de preparación y entrenamiento de manera urgente, sin esperar trámites burocráticos.

Hay incertidumbre, pero él y los jóvenes deportistas ya se alistan para los Juegos Olímpicos de Tokio de 2021.

“Sí sería un hecho muy lamentable que la gran mayoría de la delegación mexicana que se presente en Tokio vaya en malas condiciones de preparación”, señaló.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.