Especial
Hasta el momento en las regiones Norte y Tierra Caliente la entrega del fertilizante está a punto de terminar, mientras que en la Montaña es donde hay más retraso

A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió en Guerrero a que este 15 de julio los casi 400 mil campesinos recibirían el fertilizante para sus tierras, el gobierno federal incumplirá con el plazo fijado.

El delegado único del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, informó que hasta la tarde de este domingo se había entregado 70 por ciento del fertilizante y 90 por ciento de vales.

 "El 15 de julio no es una fecha fatal; esa fecha se determinó porque ahí comienza la siembra, pero el fertilizante se seguirá entregando hasta que se termine", afirmó.

Sandoval Ballesteros adjudicó el retraso en la entrega del fertilizante a los constantes bloqueos, tomas de dependencia, saqueo de bodegas y retención de funcionarios por parte de organizaciones sociales y campesinos que exigen desde hace casi dos meses el insumo para el campo.

El funcionario federal explicó que hasta el momento en las regiones Norte y Tierra Caliente la entrega del fertilizante está a punto de terminar, mientras que en la Montaña es donde hay más retraso.

Para las comunidades rurales y los pueblos originarios, las cosechas de maíz son indispensable para su alimentación, pues la tortilla es su alimento base.

De acuerdo a datos del gobierno de Guerrero en el estado se siembran 453 mil 771 hectáreas; de cada hectáreas los campesinos cosechan 2.88 toneladas de maíz.

Este año fue el primero, desde hace 24 años, en que el gobierno federal se hace cargo de la compra y distribución del fertilizante.

El gobernador Héctor Astudillo Flores ha señalado en varias ocasiones que el retraso se debió a la mala planeación del gobierno federal en la logística.

Especial

Sube de tono exigencia

En la región de la Montaña, la exigencia por la entrega de fertilizantes se intensificó. Recientemente, campesinos de Acatepec y Zapatitlán Tablas bloquearon por más de 20 días la carretera federal Tlapa-Chilpancingo.

La lentitud y retraso en la entrega de fertilizante ocasionaron que desde mayo organizaciones campesinas comenzaron con protestas, bloqueos y se fueron radicalizando como en el caso de la Montaña, Tierra Caliente o la Costa Chica, donde retuvieron a funcionarios de la Secretaría del Bienestar, a subdelegados del gobierno federal y a por lo menos tres alcaldes.

En los últimos días, los habitantes de zonas rurales optaron por bloquear carreteras y saquear a los tráileres con fertilizante. También se formaron grupos que iban a las bodegas para saquearlas y repartirse ellos mismos el insumo.

Alertan migración

El director Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, advirtió que si los campesinos no reciben el fertilizante los pobladores de la Montaña entraran en una crisis alimentaria por la baja producción de granos básicos y podría provocar el incremento de migración. 

"Si de por sí la gente es vulnerable, con el retraso de la entrega de fertilizante, la gente prefiere salir de sus pueblos; le apuesta más al ingreso económico como jornalero que como productor en sus comunidades", explicó aunque reconoció  que la entrega aún está a tiempo pese a que no se cumplirá con el plazo que fijó López Obrador.