Foto: Especial
Los consumidores mexicanos enfrentaron, en la primera mitad de septiembre, una de las inflaciones más bajas desde septiembre del 2016, de acuerdo con los datos del Inegi

Los consumidores mexicanos enfrentaron, en la primera mitad de septiembre, una de las inflaciones más bajas desde septiembre del 2016, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró en los primeros 15 días del mes patrio una variación quincenal de 0.17% mientras que a tasa anual se ubicó en 2.99%, su menor nivel desde la primera quincena de septiembre del 2016, cuando alcanzó un nivel de 2.88 por ciento.

Asimismo, el resultado es el menor registro que se tiene para los precios del consumidor en lo que va del año. De esta manera la inflación registró su novena quincena consecutiva de desaceleraciones. Además, se encontró ligeramente por debajo de la media de 13 especialistas consultados por Reuters, los cuales preveían una tasa anual de 3.03 por ciento.

El reporte del Inegi detalló que en el periodo hubo una menor presión en el índice no subyacente, el cual mostró una variación anual de tan sólo 0.57 por ciento. Dentro de esta inflación, los precios de los agropecuarios incrementaron 2.45% mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno disminuyeron 0.78 por ciento.

En el caso del índice subyacente, el cual elimina de su cálculo los bienes y servicios cuyo precio son más volátiles, se presentó un aumento de precios de 3.78% anual. Dentro de este rubro, las mercancías mostraron una tasa anual de 3.77% en tanto que los servicios de 3.79 por ciento.

Regreso a clases presiona

El reporte mostró que el regreso a clases en el mes fue uno de los factores que presionó el índice general durante el periodo; no obstante, las disminuciones en los precios de productos agropecuarios, energéticos y algunos servicios contuvieron un aumento significativo de la inflación en la quincena.

El precio de la primaria fue el principal genérico con precio al alza que tuvo impacto en la inflación general, con una variación quincenal de 4.07 por ciento. Le siguió el precio de los automóviles, con 1.03%; la gasolina de bajo octanaje, con 036%; el jitomate, con 4.01%, y las loncherías, fondas, torterías y taquerías, con 0.35 por ciento.

Después, se ubicó la educación preescolar, con un aumento quincenal en su precio de 4.89%, mientras que la vivienda propia incrementó en 0.11% y el gas doméstico LP, 0.73 por ciento.

En el caso de la secundaria, sus precios se elevaron en 3.82% en la quincena, mientras que la universidad mostró una tasa de 0.59 por ciento.

En el otro extremo, los servicios profesionales fueron el genérico con precio a la baja que mayor incidencia tuvo, con un decremento en su precio de 16.53%, seguido de la cebolla, con 9.29% y los paquetes de internet, telefonía y televisión de paga, con 1.24 por ciento.

En tanto, el aguacate mostró un retroceso de 3.83%, el plátano de 4.61% y los servicios turísticos en paquete de 3.31 por ciento. Este último genérico se puede explicar por el término del periodo vacacional.

Asimismo, la papa y otros tubérculos mostraron una disminución quincenal en su precio de 2.00%; la manzana de 2.36%; la electricidad de 0.43%, y la carne de cerdo de 0.56 por ciento.