Foto: Especial
El fuego se inició en La Pinalosa, en Arteaga, Coahuila y alcanzó San José de las Boquillas, en Santiago, Nuevo León

Monterrey, Nuevo León.- Protección  Civil de Nuevo León reportó que instaló un centro de mando en Laguna de Sánchez para coordinar los esfuerzos aéreos para el combate del incendio forestal que se registra en Santiago.

Miguel Ángel Perales, director de la dependencia, detalló que se estableció un centro de operaciones y una helibase desde donde trabajan los cinco helicópteros destinados para contener el fuego que sigue su avance desde la tarde del martes.

El fuego se inició en La Pinalosa, en Arteaga, Coahuila y alcanzó San José de las Boquillas, en Santiago, por lo que incluso se tuvo que evacuar a unas 400 personas de comunidades aledañas.

“Ante la magnitud y riesgo latente de la población, la brigada Fénix de Protección Civil de Nuevo León realizó trabajos durante la madrugada y continúan el día de hoy”, compartió.

Expuso que la idea es contener el avance del incendio que avanza de manera rápida y voraz.

Durante la noche, compartió, se implementaron operativos de vigilancia y de búsqueda así como rescate de personas, evacuación y combate del siniestro.

“Al mismo tiempo se instalaron las operaciones. Un centro de mando, una helibase y un centro de operaciones en Laguna de Sánchez para poder estar operando toda esta emergencia”, citó.

Añadió que desde ese punto se coordinan las acciones aéreas de cinco helicópteros y 150 brigadistas.

“Esta propagación ha sido muy agresiva, muy violenta, muy rápida”, sostuvo.

Detalló que las personas evacuadas son de comunidades como Chupaderos, La Mesa del Nopal, la Jacinta, Las Adjuntas, Maranata, San José de las Boquillas y El Terrero.

Mencionó que hasta ahora no se reportan personas lesionadas.

“Es un incendio agresivo, muy peligroso, de copa. Obviamente, se está haciendo todo el esfuerzo para poder sofocar a pesar de las complicaciones del terreno, de la peligrosidad del incendio y de las condiciones meteorológicas”, puntualizó.

Añadió que se están dividiendo las acciones en tres fuerzas de tarea: los brigadistas, evaluación de daños y necesidades así como de control.