Foto: Vanguardia/Marcelino Duéñez
El obispo de Saltillo señaló que “no se puede vivir con un salario base”

Durante el sermón ofrecido ayer por la noche, el obispo Raúl Vera aprovechó para criticar los bajos salarios que ofrecen las empresa automotrices que se instalan en la ciudad y culpó a los funcionarios públicos de propiciar tratos que solo benefician a una cúpula poderosa.

Las declaraciones del clérigo se dieron en la ceremonia que nombró titular de la rectoría de San Antonio al padre Raymundo, en la iglesia del mismo nombre, desde donde Vera llamó a la congregación a no permanecer mudos ante las injusticias sociales que los rodean.

“La gente no puede vivir con un salario mínimo como salario base, pero dicen los empresarios nadie acepta ya el salario mínimo y ya se les hacen tres salarios mínimos un dineral.

“Si nosotros comparamos el sueldo que gana un empleado, incluyendo a los profesionistas el promedio del salario en México en la industria automotriz es de 23 dólares el día y eso a los que ya les dan hasta tres salarios mínimos. En Alemania, la misma fábrica de carros alemanes, Audi y Volkswagen, el salario promedio, es de 54 dólares la hora y el carro fabricado en Alemania y México a nivel internacional tienen el mismo precio”, declaró el clérigo.

En su homilía culpó al modelo neoliberal de obligar a los mexicanos a buscar trabajo en Estados Unidos y que estos arreglos son culpa de los organismos políticos, el los senadores y diputados junto con las cámaras sindicales.

Vera indicó que el modelo de rectoría en el que se estrena el Padre “Ray” ayuda a unir comunidades, en este caso 17 colonias, y que los fieles se preocupen por el bienestar social.

“Nuestro país está como está por que los cristianos oímos la palabra de Dios y se queda en los templos la palabra, salimos y nos da lo mismo”, pregonó el obispo asegurando que la ciudadanía está enferma de descuido porque está muda.