Archivo
De Hoyos considera que ya existen mecanismos para que el presidente sea juzgado, como el desafuero y el juicio político

Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que la reforma a la Constitución para instituir la revocación de mandato que propuso el presidente, Andrés Manuel López Obrador, es una "jugada tramposa" que debilita a la "joven democracia" del país.

"Y es que la aprobación de mandato traería consigo riesgos importantes para nuestra joven democracia", dice De Hoyos en un mensaje difundido en Twitter.

Según el representante patronal, "la aparición de un presidente que ya fue electo en una elección nacional para el cargo de presidente es una reelección". Además, considera que "metería ruido" en la votación.

De Hoyos considera que ya existen mecanismos para que el presidente sea juzgado, como el desafuero y el juicio político.

De igual forma, señaló los riesgos de la revocación de mandato, pues "en caso de que el presidente en funciones resultara perdedor y procediera la cesación (sic) de su mandato, el costo de una nueva elección y la inestabilidad que generaría un vacío de poder, no debe tomarse a la ligera".