Foto: tomada de transmisión
En entrevista para VANGUARDIA, el subsecretario apuntó que los maestros y directivos deberán trabajar con los alumnos con el programa para garantizar que los alumnos no abandonen sus estudios

Los efectos derivados de la pandemia de COVID-19, registraron en Coahuila una deserción de 12 mil estudiantes en el nivel de Educación Básica, por lo que la Secretaría de Educación de Coahuila (SEDU), Iniciará con estrategias de rastreo en sus domicilios, con sus familiares y a través de vías de contacto como redes sociales, para que los alumnos retomen su plan de estudios, así lo dio a conocer el subsecretario de educación básica Jorge Alberto Salcido Portillo.

En entrevista para VANGUARDIA, el subsecretario apuntó que los maestros y directivos deberán trabajar con los alumnos con el programa cerrando fuerte, para garantizar que los alumnos no abandonen sus estudios y refuerzan conocimientos básicos de comprensión lectora, escritura y matemáticas.

“En Coahuila además tenemos la ventaja de que al cien por ciento de los alumnos de educación básica, al menos de primaria y secundaria, se les entregó en su totalidad los libros de texto en donde viene marcado el seguimiento y la continuidad de los temas que deben llevar a cabo. Mientras que con el programa cerrando fuerte, que manejamos desde hace tres años, reforzaremos con aquellos alumnos rezagados los conocimientos básicos”, destacó.

Asimismo, detalló que para aquellos alumnos que dejaron de tener contacto con los docentes durante la primera parte del ciclo escolar 2020-2021, además de intentar contactarlos en sus domicilios o con sus familiares, se estaría diseñando una estrategia adecuada a sus necesidades en los próximos días para que atiendan las clases que no pueden llevar en línea.

En este sentido, la tarde de este lunes las autoridades educativas del Estado sostuvieron una reunión con el cuerpo académico de la Escuela de Trabajo Social de la UAdeC, la Dirección de Atención a Víctimas de la Fiscalía General del Estado y la Coordinación Estatal del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes para evaluar los resultados del diagnóstico e impacto de la percepción socio emocional de niñas, niños, padres y maestros ante el Covid-19.

Finalmente sostuvo, que el diseño de estrategias particulares adecuadas a cada sector poblacional y necesidades, serán primordiales para continuar con la educación básica en el estado ya que no existe una fecha tentativa para el regreso presencial a las aulas.

Entre las estrategias que ha destacado la SEP, considera que a corto plazo para mejorar la educación a distancia se encuentran estrategias de atención diferenciada para distintos grupos poblacionales, con ello pretenden garantizar el acceso y la permanencia de los alumnos.

Para mejorar la calidad de los aprendizajes consideran estrategias específicas de comunicación con los alumnos y los maestros como la retroalimentación y orientación de los educandos, así como la disminución de cargas de trabajo no pedagógico.