Rarámuris. Los protagonistas enfrentan al público con la realidad tarahumara. Foto: CORTESÍA
La puesta en escena de Camila Villegas, dirigida por Gabriel Neaves, con Eduardo Ramírez y Marina Moya en los protagónicos, culminará esta nueva temporada con las funciones del viernes 18 y sábado 19 de agosto

La dramaturga Camila Villegas escribió estos monólogos inspirados en la vida y cultura de la comunidad indígena rarámuri. El poder de las historias de Jacinto, quien busca el castigo por sus pecados, y Nicolasa, cuyo hijo fue secuestrado, han sido bien recibidas entre el público de Saltillo y de nuevo esta obra será presentada en nuestra ciudad.

Todo el elenco y el equipo de producción de Columna Cuatro regresa para poner en escena “Jacinto y Nicolasa”. Gabriel Neaves, su director, se mostró muy agradecido por tener de nuevo la oportunidad de llevar estas historias al escenario y la actriz, Marina Moya, quien interpreta a Nicolasa, expresó su entusiasmo no sólo con el libreto mismo, sino con todo el contexto de los rarámuris, que conoció gracias a la investigación que hicieron previa al montaje.

 

Cultura. La obra está dedicada en su totalidad a la comunidad indígena.

“Estuvimos el fin de semana pasado”, comentó Neaves, “y hemos tenido muchas buenas críticas, tanto del público como de nuestros compañeros teatreros”. Marina agregó que “me han comentado que no solamente la ven y se impactan con el contenido, sino que se quedan días pensando y analizando la obra. Lo que más les impacta es cómo la vida de Jacinto da un vuelco tan tremendo y cómo la vida lo lleva a lugares inesperados”.

La transformación de los intépretes en escena es otro de los aspectos de la puesta que han sido bien recibidos. La obra respeta y se acerca a las tradiciones rarámuris desde la preparación de los actores, hasta la producción del vestuario y el maquillaje.

Foto: CORTESÍA

Las vestimentas que ambos portan fueron adquiridas originales de productores indígenas y del mismo modo sucede con la utilería. Asimismo, tanto Marina como Eduardo recibieron asesoría para poder interpretar ciertos diálogos de la obra que están en lengua rarámuri, su pronunciación correcta y significado, lo que permite que puedan ser entendidos por el espectador con la simple deducción del contexto.

La obra hace una denuncia pública sobre las condiciones económicas en las que viven y realidad social en la que se desarrolla la comunidad rarámuri en nuestro país, desde el hambre hasta el olvido de sus derechos.

Foto: CORTESÍA

“Jacinto y Nicolasa”, además, fue seleccionada para la Muestra Estatal de Teatro, con fechas tentativas para finales de agosto. De momento, las últimas funciones se realizarán en el Teatro de Cámara Jesús Valdez, el próximo viernes 18 y sábado 19 de agosto en punto de las 20:00 horas, con un costo de recuperación de 100 pesos.

DATOS

> Nicolasa es una mujer de la comunidad rarámuri, es tímida, fuerte, audaz a veces agresiva, y su esperanza es encontrar a hijo de 13 años que fue sacado de su comunidad. 

> Jacinto es un hombre mayor que ha cometido un homicidio y  cuenta la forma en que tuvo que enfrentar a la justicia