Grupos religiosos de diversas partes del mundo han recabado miles de firmas, a través de la plataforma Change.org para que el filme no sea incluido en el catálogo de la plataforma de streaming

Netflix estrenó el pasado 3 de diciembre 'A Primeira Tentação de Cristo' ('La primera tentación de Cristo'), una película satírica brasileña que presenta a Jesús como homosexual y a la Virgen María como prostituta.

Este cortometraje paródico de 46 minutos de duración presenta a Jesucristo gay regresando del desierto, donde de acuerdo a las Escrituras resiste las tentaciones que el Diablo le presenta, sin embargo, en esta versión que ha causado la ira de los católicos, Cristo regresa con un novio de su mismo sexo.

Los católicos brasileños no tardaron en reaccionar y lanzaron una petición en Change.org para que Netflix retire ese contenido de su oferta; hasta el momento la solicitud ha sido firmada por casi 2 millones de personas.

Netflix y Porta dos Fundos no han respondido sobre la polémica generada en torno a la película del ‘Jesús gay’, por lo que no se sabe cuál será la decisión que se tomará respecto a ese contenido.

Cabe destacar que Brasil es un país profundamente religioso y homofóbico, tanto que incluso el presidente, Jair Bolsonaro, se ha descrito a sí mismo como un ‘homofóbico orgulloso’.

"Una película blasfema, inaceptable que ataca la fe"

La plataforma CitizenGO considera que es una película “blasfema” y “absolutamente inaceptable”, ya que “nadie tiene derecho a ofender y atacar la fe de miles de millones de personas en todo el mundo”.

Consideran que "utiliza la libertad de expresión para atacar, criticar y desensibilizar al público sobre la blasfemia y la burla de la fe (por supuesto, nunca tuvieron el coraje de hacer algo similar al islam y los musulmanes)”, señalan.

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, apoya la petición desde sus redes sociales: "Estamos a favor de la libertad de expresión, pero ¿vale la pena atacar la fe de 86% de la población? Queda la reflexión", ha escrito.

El Obispo de Palmares (Brasil), Henrique Soares da Costa, emitió un comunicado en el que se refirió a la cinta de Netflix como “burlona y extremadamente irrespetuosa” hacia la fe cristiana.

“En plena Navidad, Netflix abofeteó la cara de todos los cristianos; escupió en nuestras caras, burlándose de nuestra fe”, dijo el religioso, instando a los fieles a cancelar su suscripción “como un regalo para Nuestro Señor”. Él predica con el ejemplo y asegura que él ya se ha dado de baja.

Con información de 20 minutos y Radio Fórmula