Advertencia. Hoteles como el Rivera Cancún ya no pueden construirse ante la falta de servicios.
De manera ilegal se cambiaron usos de suelo para aceptar más hoteles: Fonatur

CANCÚN, QR.- El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) indicó que el aumento de densidades, alturas y demás parámetros de construcción, a través de los cambios de uso del suelo, se ha vuelto un negocio en Quintana Roo que, además de ser ilegal, pone en riesgo la viabilidad de destinos turísticos como Cancún y Tulum.

“Para autorizar proyectos se simulan actos de ley, pero detrás está la corrupción, que no me quieran ‘cotorrear’ con algo que está perfectamente mal y que todos saben ahí”, afirmó el director del Fondo, Rogelio Jiménez Pons.

 El funcionario federal reiteró que busca reducir los parámetros urbanos aplicables en instrumentos de planeación urbana, que han dado pie a la sobredensificación del destino y adelantó que existe una coincidencia con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para impulsar una moratoria en la zona turística.

La idea -dijo- es detener la autorización y edificación de nuevos proyectos en este centro vacacional, próximo a cumplir 50 años, en tanto se revisa su capacidad de carga ambiental y de dotación de servicios.

No es posible autorizar más cuartos, se requiere mejorar lo existente”.
, Rogelio Jiménez Pons, director del Fonatur.

Lo anterior incluye frenar la construcción de los desarrollos Grand Island Cancún, de la firma Bay View Grand (BVG) y el hotel Riviera Cancún, del grupo Riu, en la segunda y tercera etapas de la zona turística, cuyas autorizaciones tienen origen en probables actos de corrupción, denunciados por sociedad civil y litigados por empresarios.

SIN DRENAJE

Ya en declaraciones a medios, confirmó que en próximos días girará escritos al ayuntamiento de Benito Juárez, con cabecera en esta ciudad y al gobierno del estado, para oficializar la determinación del gobierno federal.

“Todas las redensificaciones que se hicieron ya están bajo análisis. No estamos de acuerdo, vamos a presentar nuestras razones, ya hablamos con la Semarnat y lo más recomendable es que ellos (los inversionistas) revisen junto con nosotros. No queremos espantar a la inversión, pero no queremos que se haga una sobre explotación.

“Vamos a tratar de llegar a un acuerdo, en una zona ya sobrecargada que no tiene drenaje, ¿cómo puedes redensificación algo que no tiene los servicios mínimos?”, cuestionó Rogelio Jiménez.