Según indagaciones americanas habría sido el artefacto explosivo de Manchester, dato que falta por confirmar de forma oficial

El explosivo preferido por los escuadrones del ISIS es el triperóxido de triacetona (TATP), mejor conocido como la "madre de Satan".

Puede presentar dos aspectos: seco y pulvurulento, lo que lo hace extremadamente inestable, o gelificado con agua o acetona, que lo hace más estable.

El TATP fue usado por primera vez con fines terroristas por la organización palestina Hamás en 1997. El atentado de Casablanca fue cometido con este explosivo, mezclado con un 20% de nitrato de amonio y estabilizado con aceite de ricino, que se pueden comprar fácilmente.

En el primer ataque masivo  en Gran Bretáña (Julio 2005), los terroristas la “compusieron” en el baño de su habitación. La trampa contenía la “madre” fijada en un contenedor, modelo similar al usado en Manchester.

 

Las referencias a la “madre” han aparecido en muchas indagaciones de ataques en Europa,como en el ataque del aeropuerto de Bruselas en 2015.

Los kamikazes protagonistas del ataque en el estadio de París en 2015, vestían cinturones repletos de la mezcla de TATP, por suerte, no funcionaron por completo, quizá por un error en la construcción o la precariedad de la mezcla.

En julio del 2016 el atacante suicida de Ansbach, Alemania, utiliza un explosivo similar. Todos estos casos se asemejan con Manchester, segun las indagaciones.

Con información de medios