Foto: Especial
En el tema de la Cybertruck las cosas se complican sobre todo por sus materiales de construcción, su exceso de dimensiones y la protección para pasajeros y peatones, que muchos expertos consideran deben ser sumamente pobres

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

La mayor fortaleza de la camioneta se ha convertido en su talón de Aquiles. La Tesla Cybertruck no deja de darnos tema de conversación y si bien durante su presentación el tema era su controvertido diseño, que puede o no gustarle al público en general, el tema que ahora nos trae aquí es algo mucho menos subjetivo y podría evitar que el vehículo llegue al mercado europeo.

Hace poco se reveló que la Cybertruck requeriría algunas modificaciones para poder llegar al mercado norteamericano oficialmente, pues temas como las cámaras escondidas que sustituyen a los espejos retrovisores tradicionales aún no son permitidos por los lineamientos actuales, lo que causaría que el modelo de producción final se diferencie un poco del prototipo presentado por Musk.

Foto: Especial

Sin embargo, para el mercado europeo la cosa es muy distinta y es que las restricciones del otro lado del charco son mucho más rigurosas, provocando que en muchas ocasiones los modelos europeos sean fáciles de homologar en América, pero los americanos requieran severas modificaciones para homologarse en el Viejo Continente.

En el tema de la Cybertruck las cosas se complican sobre todo por sus materiales de construcción, su exceso de dimensiones y la protección para pasajeros y peatones, que muchos expertos consideran deben ser sumamente pobres, lo que a su vez daría como resultado que este modelo no pueda llegar a venderse en aquellas lejanas tierras.

De acuerdo con una nota publicada por Spiegel online, Stefan Treller, experto en seguridad automotriz de SGS-TÜV Saar GmbH, comentó que: “el Cybertruck necesitaría modificaciones en su estructura básica para poder llegar al mercado europeo”.

Foto: Especial

El experto también recalcó que para empezar, la carrocería de acero inoxidable no cumple con las normas de protección al peatón requerida por las autoridades, ya que uno de los temas importantes en este aspecto es que los materiales de la defensa y el cofre tengan la capacidad de absorber los impactos.

De la misma manera, esta estructura tan rígida puede parecer una gran idea para proteger al vehículo de los impactos, aunque el experto afirma que esta misma característica, parecida un blindaje ligero, puede transmitir las vibraciones de un impacto hacia los pasajeros, provocando lesiones severas que ni las bolsas de aire podrían evitar, de acuerdo con lo dicho por Teller.

De esta forma, la polémica camioneta de Elon Musk tendría que ser modificada profusamente para poder comercializarse en el Viejo Continente lo que conllevaría, probablemente, modificaciones mayores en la carrocería que afectarían el diseño que tanto ha gustado a sus seguidores.

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO