Fueron los organizadores, disc-jockey y proveedores que organizaron el evento, los que este fin de semana se encargaron de difundir videos, en donde se observa a decenas de personas bailando y gritando en la pista, sin ningún tipo de protección

En medio de la pandemia de Covid-19, la boda del hijo del diputado local en Coahuila, Marcelo Torres Cofiño, en un exclusivo centro social, levantó serias críticas de la social lagunera, por no respetar las medidas sanitarias para prevenir la enfermedad.

En videos difundidos en redes sociales, se observa a simple vista que en el salón de eventos La Fortana se rebasó el aforo permitido, además de no respetar la sana distancia ni usar cubrebocas.

Fueron los organizadores, disc-jockey y proveedores que organizaron el evento, los que este fin de semana se encargaron de difundir videos, en donde se observa a decenas de personas bailando y gritando en la pista, sin ningún tipo de protección de contagios.

En las mismas redes exteriorizaron su enojo en contra del legislador del Partido Acción Nacional, por primero invitar a los ciudadanos a obedecer las normas de salud para no adquirir el coronavirus y luego no cumplir ni hacer cumplir las normas sanitarias.

En tanto, señalan que Coahuila sigue con el semáforo epidemiológico en color naranja, con un alto riesgo de contagio, lo que mantiene cancelados eventos masivos con más de 50 personas.

Algunos no creen que el político lagunero haya avalado la celebración de la bosa de su hijo de esa manera en el lujoso lugar, con más de 200 invitados.

Piden al director de Padrones del Gobierno del Estado, Luis Morales Cortés, extienda su vigilancia a este tipo de festejos y no se aboque a disolver reuniones sociales en domicilios particulares de colonias y ejidos.

La mayor parte de las actividades de inspección que ejerce, se concentran en colonias del sur, destacando reuniones sociales en Las Luisas, Rincón La Merced, Villas La Merced, Lagos, Loma Real y Eduardo Guerra, aunque también se acudió al Ejido La Partida y El Perú, donde han impedido festejos.

"Es necesario que a estos servidores públicos y políticos les sancionen por realizar estos actos tan irresponsables, ya es tiempo de ponerles un alto", escribió molestó un cibernauta.

“Un narco con un cuerno de chivo en la mano tiene más dignidad”, escribió otro.

“Este hombre tiene estudios y tiene medios, no le falta de nada, y juegan con la vida de las personas con el único propósito de divertirse”, se quejaban.