Foto: tomada de video
El ex mandatario mexicano admitió que en su gobierno se siguió una "política equivocada" al buscar la prohibición de los estupefacientes en lugar de su regulación, ya que la prohibición es "la causa única y principal de la creación de un mercado negro"

Ayer, durante su ponencia en el diplomado "Política de Drogas, Salud y Derechos Humanos 2021", el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo aceptó que la prohibición de las drogas es la causa única y principal de la creación de un mercado negro de los estupefacientes.

Durante su intervención en la clausura de los cursos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el ex mandatario dijo que en su gobierno sí hubo algunos intentos por atender el problema de las drogas aunque lo que dominó fue la inercia, y admitió haber seguido una "política equivocada"  al buscar, como la mayoría de los gobiernos en ese entonces, la prohibición de los estupefacientes en lugar de su regulación.

El ex mandatario explicó que las políticas prohibicionistas basadas en la represión y la criminalización son absurdas y dejan un "resultado devastador" , ya que han fracasado rotundamente en todos los lugares en los que se han aplicado.

De igual forma llamó a pensar sobre qué tanto han avanzado y evolucionado las políticas de salud, relaciones internacionales y humanismo, mismas que son negadas al implementar políticas públicas en cuestion de drogas, ya que cuando se va a diseñar una política pública se busca el mejor conocimiento disponible para su aplicación, pero esto no se ha aplicado a la política de drogas.

"La prohibición de las drogas es una estrategia fracasada, y esta tiene múltiples dimensiones, siendo la más dramática la pérdida de vidas y el daño a la salud de las personas", y se ha visto en el narcotráfico y en "terribles violaciones de derechos humanos".

Zedillo aclaró que no basta decir "dejar de criminalizar a los consumidores", ya que esto es un tema  no solo de demanda sino de oferta, ya que esto nos lleva a pensar en la regulación, pues no se puede pensar en un modelo de "dejar pasar y dejar hacer" en cuanto a la producción de drogas, "ya que son peligrosas y el Estado tiene la obligación de intervenir y regular todo aquello que es causa de un mal social, y debe no prohibir, sino regular esta producción".

Y aceptó que aunque esto suene no muy sensato para algunos, bastan unos minutos para darnos cuenta que el Estado tiene como deber regular, no prohibir.

Subrayó que aunque gobiernos no acepten su responsabilidad en el tema, como EU, que es un país que alega tener un "equilibrio", ya que ellos dicen haber estabilizado los niveles de consumo de sus ciudadanos, deben también tomar parte por la importancia que tienen como país.  

Finalmente, dijo que el que todos los mexicanos deseen que en nuestro país haya un verdadero estado de derecho y terminar con el crimen organizado, cambiar la política de drogas sería un paso importante y hasta motivo de unificación.

Ernesto Zedillo, desde septiembre del 2020 es integrante de un panel independiente en la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga la respuesta de la agencia a la pandemia de coronavirus.