Foto: Especial
“Considerando estas acusaciones, la congregación de los Legionarios de Cristo ha decidido realizar una investigación exhaustiva”, que será llevada a cabo con ayuda de una agencia externa, refirió la orden religiosa

Ciudad de México. La congregación de los Legionarios de Cristo emprenderá una investigación sobre una acusación en redes sociales contra el padre Fernando Martínez Suárez, por un supuesto caso de pederastia clerical sucedido en Cancún, Quintana Roo, en la década de 1990.

La cantante y conductora Analú Salazar publicó en la página de Facebook “Legioleaks” una denuncia pública en la que relata que el sacerdote habría abusado de ella entre 1991 y 1992 cuando tenía ocho años y estaba en el Instituto Cumbres, en Cancún.

Al respecto, la congregación religiosa, fundada por el finado padre Marcial Maciel -a quien en 2006 el Vaticano encontró culpable de abuso sexual contra menores-, indicó que el padre Fernando actualmente tiene 79 años, vive retirado en una casa religiosa en Roma, Italia, y no ejerce ningún ministerio pastoral.

“Considerando estas acusaciones, la congregación de los Legionarios de Cristo ha decidido realizar una investigación exhaustiva”, que será llevada a cabo con ayuda de una agencia externa, refirió la orden religiosa en un comunicado.

Foto: Especial

En este contexto invito a cualquier persona que tenga información relativa sobre el caso o cualquier otro, a ponerse en contacto con la congregación a través de sus canales de denuncia. También pidió que se dé parte a las autoridades competentes.

Refirió que desde 2015 implementaron la política de ambientes seguros, que consta de medidas integradas de atención a víctimas, prevención de abusos, formación continua, códigos de conducta y protocolos de actuación inmediata en el caso de denuncias.

Foto: Especial

“Sabemos que cualquier abuso causa un dolor profundo y daña a quien lo ha sufrido, a su familia, a la Iglesia y a la sociedad: queremos conocer los hechos, escuchar su historia y recorrer juntos un camino de sanación y reconciliación”, afirmó la congregación de los Legionarios de Cristo.