Foto: Especial
El grupo ProCienciamx advierte que desde "arriba" una agenda de estado, lo que derivará en anquilosamiento y depreciación del sistema científico mexicano

Por considerar que el anteproyecto oficial de Ciencia, Tecnología e Innovación que impulsa Conacyt de la mano del gobierno federal es centralista, el grupo ProCienciamx rechazó su contenido. "Centraliza qué proyectos impulsar o se limitan, según determine el gobierno federal... Desde arriba se va a definir el enfoque de la innovación, es un enfoque lineal que ya se abandonó desde los setentas, Conacyt determinará cuáles son las tecnologías estratégicas y eso en el mundo quedó ya muy atrás", afirmó la científica Gabriela Dutrenit.

Adelantó que de aprobarse esta ley por el Congreso sin tomar en cuenta sus posturas (bajo el actual contexto que resumieron como dos años de parálisis en el sector), esto traería un anquilosamiento del sistema científico y su depreciación acelerada", consideró Brenda Valderrama, académica de la UNAM y presidenta de la Academia de Ciencias en Morelos.

ProCienciaMx planteó estar abierto a una reunión inmediata con Conacyt para hablar de la iniciativa, aunque reconocieron que poco podrán hacer frente al voto del bloque mayoritario oficialista (Morena, PT, Verde y Encuentro Social). Y recordaron el final de la historia en la eliminación de fideicomisos, donde sus opiniones no fueron tomados en cuenta.

Cristina Puga, científica y académica de la UNAM, explicó que "la ley debería referirse a la investigación y no enfocarse a la innovación y humanidades" y planteó que es contradictorio hablar de libertad de investigación al tiempo que esta propuesta de ley la limita con ciertos artículos enfocados a una política y agenda de estado. "ProCiencia piensa que debe aclararse cuál es el alcance de esa política de Estado sobre todo si está definida por un grupo pequeño de personas, la ley tiene un carácter centralizador donde autoridades y secretarías de Estado toman las grandes decisiones". Y advirtió que en este consejo la representación de las entidades de la República es mínima.

Dutrenit, también académica de la Universidad Autónoma Metropolitana, expuso que Conacyt pretende controlar en su totalidad el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. "Si bien Conacyt debe jugar un papel importante, no puede ser la única instancia que tome decisiones sobre este tema en México" y cuestionó que el grupo rector que señala dicha propuesta el gobierno federal tiene voz y voto, pero no los representantes del sector social y privado. "Al final todo depende de las decisiones que se toman a nivel federal, privilegiar una sola visión de la ciencia sin contrapesos es muy riesgoso", por lo que propusieron sumar representantes de la academia con derecho al voto, como garantía de equilibrio.

Valderrama detalló que en su propuesta ProCienciaMx plantea que el 2% del presupuesto, tanto programable como extraordinario del gobierno federal y secretarías federativas, se asigne a ciencia y tecnología; así como crear una Banca de Desarrollo para restablecer las convocatorias a públicas abiertas a proyectos para reactivar la ciencia en el país.

Y precisó que de no modificarse la iniciativa en cuestión "que propone que todo el recurso federal se asigne al ramo 38 y que de ahí se redistribuya, se generará un ´cuello de botella´ lo que en términos reales será impracticable... En esa iniciativa oficial no hay una sola mención a la ciencia básica y generación de conocimiento como un fin de sistema de ciencia. Inclusive el tema no se aborda".

ARRANCAN 2021 SIN DINERO

En entrevista con La Silla Rota, Valderrama expuso que los proyectos de ciencia que tenían ya asignación de recursos previa para este año, el gobierno federal "lo que se hizo fue depositarles por adelantado los dos o tres años de proyecto que tenían comprometidos" lo que implicaría una irregularidad en términos de administración.

Por otro lado, abundó que en 11 días del año, tampoco se han dado a conocer nuevas convocatorias. "En la convocatoria de Fronteras se recibieron más de mi1 500 proyectos y sólo cinco recibieron apoyo... Eso te da idea de la complejidad para los investigadores... Se cerró el 2020 sin convocatorias y se abre el 2021 en blanco...  Sólo trae una partida para sus proyectos de investigación que son los Pronaces (Programas Nacionales Estratégicos) que fueron decididos desde el Conacyt", afirmó.

Fuente: LA SILLA ROTA