Foto: Especial
Un equipo de nueve cirujanos plásticos y dos urólogos trabajaron durante 14 horas para implantar al paciente el pene, escroto y parte de la pared abdominal de un donante fallecido. El paciente había resultado gravemente herido en la zona de los genitales por la explosión de una bomba

Baltimore. Un soldado estadunidense, veterano de la guerra de Afganistán, se convirtió en el receptor del primer trasplante conjunto de pene y escroto, informó a última hora del lunes el Hospital Johns Hopkins de Baltimore.

Un equipo de nueve cirujanos plásticos y dos urólogos trabajaron durante 14 horas para implantar al paciente el pene, escroto y parte de la pared abdominal de un donante fallecido.

El equipo de cirujanos que consiguió este inusual éxito médico. Foto: Especial

El paciente había resultado gravemente herido en la zona de los genitales por la explosión de una bomba. Fue sometido a la operación el 26 de marzo, aunque no se había informado hasta ahora.

"Tenemos la esperanza de que este trasplante vuelva a posibilitar la micción y la función sexual al este hombre joven", dijo el director de cirugía plástica y de reconstrucción del hospital, Wei-Ping Andrew Lee, citado en un comunicado.

No fueron trasplantados los testículos del donante, según la BBC por una cuestión ética.

"Al despertarme, por fin volví a sentirme normal", dijo el paciente, que decidió permanecer en el anonimato.

Según Lee, se puede reconstruir un pene con tejido de otras partes del cuerpo. Pero de esa forma no se consigue una erección salvo que se implante una prótesis, y la tasa de infección en esos casos es mucho más elevada.

En el caso de soldados se añade que debido a otras heridas, a menudo no hay tejidos suficientes para hacer una reconstrucción. En los casos de trasplante existe el riesgo de que el cuerpo del paciente rechace los tejidos ajenos.

El soldado está recibiendo inmunosupresores, se ha recuperado de la operación y posiblemente se le dé de alta esta semana.