Foto: Internet
Según una publicación de espectáculos, el viudo de Edith González está tratando de convencer a la familia de la actriz para que la joven viva con él y su hija Lorenza

Con la muerte de Edith González una de las preguntas que surgieron fue el destino que tendría su única hija Constanza, comenzando las especulaciones sobre si iría a vivir con su papá Santiago Creel, o si quedaría a cargo de Lorenzo Lazo, esposo de la fallecida.

Sin embargo, casi de inmediato trascendió que por petición de Edith, la custodia legal habría pasado a su hermano Victor Manuel González. Pero según la revista TvNotas, Lorenzo está tratando de convencer a la familia de su esposa de que le cedan legalmente la custodia de la joven.

 

Foto: Internet

De acuerdo con la fuente que se comunicó con la revista, Lazo llegó a sentir tanto cariño por Constanza y ella por él, que la adolescente ha manifestado que “lo extraña mucho

“Edith y Víctor Manuel eran hermanos, amigos y confidentes, y cuando a Edith los doctores le dijeron que su situación era irremediable, decidió que su hermano se quedara con su hija porque  no quería dejarle esa carga a Lorenzo, a quien ya le había tocado criar una hija solo; pero él nunca estuvo de acuerdo, así que prefirió dejarla irse en paz y luego pelear por la niña”, declararon al medio.

 

Foto: Internet

En cuanto al porque Santiago Creel no se quedó con su hija, señalaron que él nunca la pidió puesto que él dejó en claro que aunque ella tiene sus apellidos, su relación no cambiaría, seguiría viéndola y cubriendo sus gastos, pero que no podían estar juntos porque la niña no se sentiría a gusto, pues no está acostumbrada a él.

 

Respecto a la relación entre Constanza y Lorenzo, afirmaron que el empresario fue otro padre para la joven, razón por la que quiere vivir con él y Lorenza, hija de Lazo.

“Aunque ella le ha dicho que quiere vivir con él y con su hermana Lorenza, él sólo ha tocado este  tema con doña Ofelia y Víctor Manuel porque dice que por ahora es lo correcto. Pero los dos tienen el corazón partido porque no quieren estar separados, entre ellos hay un vínculo muy hermoso, lo cual se vio tras la muerte de Edith. En el velorio y el entierro, la niña todo el tiempo buscaba su mano, porque para ella es su papá, su familia; ella es testigo de cómo amó a Edith, lo feliz que la hizo”.