Interpretada magistralmente por María Rubio, Catalina Creel se convirtió en la villana de las telenovelas con más asesinatos... y en tan solo 6 meses

Catalina Creel nació de la mente del dramaturgo Carlos Olmos y vivió durante seis meses (entre octubre de 1986 y mayo de 1987) en el horario estelar del canal 2 de Televisa.

Carlos Olmos, escritor de la novela, se inspiró en un personaje de Bette Davis, actriz de películas norteamericanas, para iniciar el personaje de Catalina Creel

La Trama de Cuna de Lobos

El tema principal de esta telenovela se centra en las cosas impresionantes y a veces terribles que se pueden hacer por un hijo, empezando por los asesinatos cometidos por Catalina Creel (María Rubio) en favor de su hijo, Alejandro (Alejandro Camacho); pasando por el crimen de Vilma (Rebecca Jones) y Alejandro por obtener un hijo y al mismo tiempo una herencia y terminando por el matrimonio que Leonora utiliza para recuperar a su hijo. Todo esto sigue el principio y el lema de la familia Larios-Creel: "La casta es lo primero". Antes que el amor, los valores morales y la opinión de la gente, va la casta, pero, de alguna forma, la casta siempre va ligada de estas tres cosas.

También la telenovela recalca, en menor medida, la importancia de la apariencia. Esto se denota por la imagen que da Catalina (María Rubio) ante los demás: mujer buena ante el sacerdote, mártir ante José Carlos (Gonzalo Vega) y, sobre todas, amenazante ante sus enemigos. De igual forma, esto se simboliza por los múltiples disfraces usados en la telenovela. El principal es el parche utilizado por Catalina, pero otros ejemplos son los cojines que Vilma utiliza para aparentar el embarazo falso, el disfraz (gabardina, peluca rubia y lentes oscuros) usado por Catalina al asesinar y la ropa costosa que Leonora usa para sentirse una Loba. También están las máscaras emocionales que todos los personajes, a excepción de José Carlos, utilizan para engañar a sus enemigos o a sí mismos. Estos son los dos "pilares" más poderosos de la telenovela: la casta y la apariencia.

Entendiendo esto, es fácil entender un poco más la psicología de Catalina. De igual forma, es más fácil entender la historia, la trama y las grandes líneas escritas para esta telenovela. Otra idea principal es el protagonismo de Catalina (María Rubio), el cual ha sido confundido por el gran impacto que provoca Esperanza (Carmen Montejo), que ha sido considerada la protagonista. Esto se puede desmentir pues los sucesos giran alrededor de Leonora, aunque Catalina sea la que "provoca" esos sucesos.

Los Asesinatos

Su primera víctima, su esposo

Cegada por la ambición, y al ser descubierta por su esposo Carlos Larios sobre la mentira de su parche en el ojo, Catalina Creel planea el asesinato de su marido con una droga recien llegada  a los laboratorios Lar-Creel. Gotas del producto en el jugo de naranja y esperar la noticia de la muerte...

El asesinato del joyero

Al ser descubierta por su joyero en Nueva York sobre la mentira de su pérdida del ojo, Catalina se viste para matar.... gabardina negra, peluca rubia y lentes oscuros... a punta de pistola arranca la vida de Mario Escudero

El asesinato de Gutiérrez

Por descubrir el faltante de la droga que ocasionó la muerte de Carlos Larios, Reynaldo Gutiérrez firmó su sentencia de muerte. Doña Catalina Creel asesinó a Gutiérrez con la misma sustancia que utilizó con su marido.

Multihomicidio de ancianos al intentar matar a su secretaria, Bertha Moscoso

Por saber demasiado, la secretaria de Catalina Creel estuvo a punto de morir en un incendio, cuya autora intelectual fue su propia jefa. En la clínica Shangi-La donde se alojaba la abuela de Bertha 
Creel ocasionó el siniestro donde murireon decenas ed ancianos.

El asesinato de Lucero

Bertha Moscoso alcanzó a escapar del incendio y se refugió con su amiga Lucero, quien ayudó a reunir pruebas contra Creel (grave error) por lo cual, al ser descubierta tambien fué víctima de "la mujer rubia".

Asesinato de Suárez

Descubierta por las autoridades y a un paso de la cárcel, Catalina Creel decidió asesinar al inspector que la investigaba, Norberto Suárez. Una podadora encendida y una alberca fueron la fórmula mortal.

Por error... asesinó a su hijo y su nuera

Al saber que su odiado hijastro, Jose Carlos Larios viajaba en un  avión de su propiedad, Creel colocó azucar en el tanque de gasolina, sin saber que quien abordaría al aeronave sería su hijo Alejandro y sus agonizante esposa Vilma.

Su propia muerte

“La mujer a la que más odias es a ti misma y siempre hay una solución para quienes se odian tan intensamente”, le dice José Carlos.