Foto: Internet
Lo que muchos usuarios criticaron de él y de los demás influencers, es la insensibilidad con la que tomaron la visita al lugar en el que sucedió la tragedia

Hace unos días informamos sobre la visita que un youtuber español hizo a la zona de exclusión de Chernóbil a propósito de la popularidad que el lugar ha alcanzado gracias a la exitosa miniserie de HBO, el cual escenifica la tragedia que dejó miles de muertes y una ciudad que se quedó vacía y detenida en el tiempo.

El punto es que no es la única figura que se ha lanzado hasta dicho lugar para documentar el sitio en el que ocurrió una de los peores desastres de la humanidad, puesto que ahora se “propago la moda” de acudir hasta allá para tomarse “la foto del recuerdo” como si fuera una atracción turística.

 

Un ejemplo es el youtuber mexicano, Luisito Comunica, quien ya posteo algunas fotos en sus redes sociales desde Chernóbil.

"Divertidos días por Chernobyl, quien lo diría, la verdad es que está divertido, es una ciudad muy grande, es enorme, son varias ciudades de hecho, la zona de excursión (sic) son dos mil 600 kilómetros cuadrados”, señala, aunque en la siguiente historia aclara que con “divertido” se refiere a que se pueden hacer muchas cosas porque es una ciudad que permite reflexionar. 

 

Lo que muchos usuarios criticaron de él y de los demás influencers, es la insensibilidad con la que toman el tema, ya que en la mayoría de las imágenes que circulan de quienes ya fueron al lugar, aparecen posando como si detrás estuviera la Torre Eiffel, o el Coliseo Romano.

 

Incluso una joven compartió una fotografía en ropa interior, mientras que otra apareció sentada en un columpio de la ciudad abandonada.

Estas acciones han desatado la molestia de quienes consideran que el lugar debería ser tratado con mayor respeto puesto que fue escenario de un accidente que contrajo lamentables consecuencias para las personas que ahí habitaban y que incluso, sigue afectando a su línea sanguínea.