Foto: Cuartoscuro
No hay que menospreciar la inteligencia de Manuel Bartlett ya que es un gran error hacerlo. Primero, por que fue a quien se le cayó el sistema para que Cuauhtémoc Cárdenas no ganara

En su columna de hoy, Lourdes Mendoza habla de los consejos que han recibido los presidentes y han podido afectar drásticamente la dirección del país.

Menciona que en febrero de 1982, José López Portillo devaluó de 22 a 30 pesos por dólar, después a 50, y en agosta ya estaba en 100, pero Carlos Tello le aconsejó un control de cambios disfrazado, ya que a pesar de ir en más de 100 pesos por dólar, a los mexicanos que tenían cuenta en dólares se les cancelaron dándoles 70 pesos por dólar.

Añade que no hay que menospreciar la inteligencia de Manuel Bartlett ya que es un gran error hacerlo. Primero, por que fue a quien se le cayó el sistema para que Cuauhtémoc Cárdenas no ganara.

 

Agrega que otro caso se dio en los tiempos de Miguel de la Madrid, ya como presidente electo. De La Madrid le pide hacer la estrategia de gobierno. En una reunión Francisco Labastida le dijo al presidente de ese entonces, que tendría que hacer todo lo que tiene que hacer un mandatario para ser impopular y sólo lograr que la economía decrezca entre un 5 y 6 por ciento, en lugar de un -15 por ciento.

A lo que Bartlett sugirió: “Y por qué no mejor suspendemos las garantías constitucionales”. Concluye mencionando que a Manuel Bartlett le gustaba decir que si él era el candidato haría a Pedro Aspe secretario de Haciendo, y quienes lo conocían le preguntaban : ¿pero cómo, si piensan y son totalmente diferentes? A lo que contestaba: “Pero a De La Madrid le gusta”.