Postura. Diego del Bosque criticó que se autoricen obras y no se realicen. ARCHIVO
Para el diputado federal, lo que los tres órdenes de Gobierno deben resolver es cómo se pueden hacer de más recursos sin afectar al ciudadano

Ante el panorama de crisis económica en todo el mundo, y en México también, el debate para los tres órdenes de gobierno será cómo aumentar su recaudación, sin incrementar impuestos, pero además hay que continuar con medidas de austeridad y que las instancias encargadas de la fiscalización ejerzan mejor vigilancia del gasto, explicó el diputado federal Diego del Bosque.

“A nadie le gusta pagar un impuesto que no se sabe en qué va a terminar. Por eso el debate a futuro es cómo le hacemos para aumentar la recaudación”, dijo el legislador.

 QUE EL DINERO SE USE BIEN

Reconoció que por ejemplo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encargada de vigilar que el dinero federal, en los tres órdenes de gobierno, se ejerza correctamente, no tiene los mejores resultados en recuperación del dinero desviado y sus denuncias cuentan con poco avance.

Hemos exhortado en dos ocasiones a la Auditoría, como por ejemplo en Saltillo, de un proyecto que identificamos que no se terminó, que fue el drenaje pluvial”.
Diego del Bosque, diputado federal

“Lo hemos vivido en carne propia. Hemos exhortado en dos ocasiones a la Auditoría Superior de la Federación, como por ejemplo en Saltillo, de un proyecto que identificamos que no se terminó, que fue el drenaje pluvial”, dijo.

Señaló que como legislador no ha dado por hecho ninguna conjetura, sin embargo, sí está interesado en que la Auditoría diga qué fue lo que pasó y el estatus en el cual se encuentra.

“Ha habido muy poca respuesta. Esas son las piezas que faltan por mover. Los que han estado trabajando muy bien son los de la Unidad de Inteligencia Financiera y la Secretaría de la Función Pública, pero creo que la Auditoría está quedando a deber y sería una pieza clave para recuperar dinero, porque hay denuncias desde hace muchos años”, dijo.

SE USARON RECURSOS QUE NO SOLUCIONARON NADA

Explicó que hay millones de pesos invertidos en obras públicas que no resuelven los problemas o que no fueron concluidas, como el tema de las inundaciones en Saltillo, específicamente en el norte.

Desde que Peña Nieto estuvo de Presidente se autorizaron proyectos por 400 millones de pesos y no se terminaron; debemos actuar con presunción de inocencia, no sabemos si hubo malos manejos o no, lo que pedimos es que se nos diga qué pasó.