Terrible crimen contra una mujer en Argentina. Foto: Especial
En total, al hacer el recuento de la autopsia, los forenses pudieron aislar 25 trozos diferentes del cuerpo de la chica seccionados -cabeza, tórax, abdomen, pelvis, miembros superiores e inferiores y columna vertebral

Argentina. "Estamos delante de el feminicidio más traumático de los últimos 40 años" es una de las frases que los forenses que participan en el juicio contra Waldo Servian Riquelme por haber asesinado, troceado en 25 trozos y cocinado al horno el cadáver de Liliana González han dicho durante el juicio.

El escabroso crimen se produjo el pasado mes de marzo en Retiro, Argentina, y ahora se ha iniciado el juicio después de haber podido extraditar desde el Paraguay al presunto asesino. Después de haber asesinado a su esposa se escapó durante 50 días y después de ser detenido, se ha podido traer a Argentina para ser juzgado.

Había huido a Paraguay. Foto: Especial

El hombre de 33 años mató a Liliana, de 37, y, presuntamente, descuartizó el cadáver en 25 partes, le extirpó las orejas y sometió a cocción parte de los restos. Los forenses y la Fiscalía creen que el hombre demostró un "odio particular" contra su víctima.

Según las informes policiales, los especialistas de la policía científica encontraron en la casa que compartía la pareja una olla con restos humanos, que, según parece, coció para intentar hacer desaparecer el cadáver.

Liliana González, la víctima. Foto: Especial

También había más partes del cuerpo dentro del horno y en la misma cocina encontraron una mole y discos de corte que utilizó para seccionar el cadáver.

Restos humanos por todo el domicilio

La policía también encontró otros restos humanos de la mujer dentro de la bañera del piso, como el cabeza rapada de la víctima, y salpicaduras de sangre por toda la pared. El registro en la casa del presunto asesino se alargó muchas horas. En una planta en construcción de la casa se encontraron otros trozos del cadáver. Algunos restos estaban en un cubo cerca de la comida de un perro.

Ya quedó detenido, ahora enfrentará juicio. Foto: Especial

En total, al hacer el recuento de la autopsia, los forenses pudieron aislar 25 trozos diferentes del cuerpo de la chica seccionados -cabeza, tórax, abdomen, pelvis, miembros superiores e inferiores y columna vertebral. Las manos de la mujer presentaban heridas, unas marcas compatibles al haberse defendido de las agresiones de su verdugo. El hombre se enfrenta a una pena de cadena perpetua.