Tragedia. En la Colonia Puerto de la Virgen, cerca del Cerro de las Galeras, Jesús Alvarado asesinó a su hermano.
La familia desconoce el motivo del desacuerdo

El lunes por la tarde, Jesús Alvarado Tobanche, de 18 años, apuñaló a su hermano Óscar, de 28 años, en la Colonia Puerto de la Virgen.

Fuentes cercanas a la familia indicaron que solo se defendió, que el hermano menor regresaba de trabajar cuando ocurrió la pelea y que la ambulancia tardó casi tres horas en llegar.

Solo Jesús puede contar lo qué pasó esa tarde del lunes, él llegaba de trabajar en un taller de soldadura. Óscar estaba en la casa, eran alrededor de las 18:40 horas cuando ocurrió la riña.

“Lo único que supe es que pelearon... Jesús agarró un arma... y se la... se la encajó pues, de ahí yo ya no supe más”, platicó Christian, otro hermano de los Alvarado Tobanche.

La familia desconoce el motivo del desacuerdo y en la casa marcada con en 430 de la calle tercera en la Colonia Puerto de la Virgen, cerca del Cerro de las Galeras, allegados comentaron que Óscar pudo haber iniciado la pelea.

“Jesús me habló y nada más me dijo lo que había pasado y yo lo que hice fue hablarle a mi mamá y a mi hermana. Llegan ellos, pero ya tenía muy poco pulso, les dije ‘muévanlo ustedes’, porque la ambulancia se tardó mucho, llegó hasta las 8”, platicó Christian.

LO QUE DICE LA CIENCIA

De acuerdo con un estudio realizado en Quebec, recogido por la Revista Colombiana de Psiquiatría, en el que hicieron una evaluación psiquiátrica en 8 de 10 fratricidas. Dos padecían esquizofrenia o psicosis, uno trastorno depresivo y “los otros cuatro se relacionaban con una intoxicación aguda de sustancias”. 

INTENTARON SALVARLO

Vecinos y allegados comentaron que Jesús hizo lo posible por ayudar a su hermano y permaneció cerca hasta que se certificó su muerte y fue detenido por las autoridades.

Esto demuestra un arrepentimiento, lo que descartaría la psicosis, es difícil decir sin pasaba por un trastorno depresivo, pero si apenas regresaba de su jornada laboral también se puede descartar el consumo de sustancias. Con esto se podría decir que Jesús no encaja en el perfil de un fratricida.

Sobre Óscar, familiares comentaron que estuvo en Estados Unidos desde los 17 años, trabajando en diferentes lugares hasta hace un año, cuando lo deportaron y actualmente no contaba con un empleo fijo.