Foto: Cuartoscuro
El organismo católico reafirmó que la unión entre personas del mismo sexo no es un matrimonio

Ciudad de México.- La Arquidiócesis Primada de México rechazó la agenda nacional e internacional del gobierno federal sobre parejas del mismo sexo, al criticar la iniciativa presidencial a favor del reconocimiento constitucional del matrimonio gay; también la instrucción para que el tema sea tocado en las aulas del país, y que, como Estado, México promueva "falsos derechos" en foros sobre género impulsados por la ONU.

Apuntó que es una causa de preocupación mayor que el presidente Enrique Peña Nieto "haya instruido a la Secretaría de Educación Pública para que introduzca en la educación de los niños la destructiva y perversa ideología de género, que deforma la realidad antropológica y socava los valores fundamentales que históricamente han dado forma a la familia y a la sociedad mexicana".

"¿Estarán de acuerdo los padres de familia en que se envenene a sus hijos con esta malsana ideología?", cuestiona.

En política exterior, asevera que provoca mayor asombro la instrucción del Ejecutivo a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para que México forme parte del Grupo Núcleo sobre las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales, transgénico, o intersexuales de la ONU, "y desde ahí promueva falsos valores a escala internacional.

Por otra parte, retomando el rechazo que el Episcopado y del mismo cardenal Norberto Rivera contra la iniciativa presidencial a favor del reconocimiento del matrimonio gay, la Arquidiócesis Primada reafirmó que la unión entre personas del mismo sexo no es un matrimonio.

"No es posible que el gobierno de la República ponga como prioridad legislar sobre falsos derechos, que no se sostienen desde una base antropológica, y que minan los valores sociales y familiares sobre los que tradicionalmente se ha asentado la sociedad mexicana", reclama.