Felipe Calderón Hinojosa, ex presidente de México | Foto: Especial
El expresidente comentó que goza de buena salud física y afirmó que su supuesto alcoholismo “ha sido una infamia terrible que le han hecho a la mala”

Ciudad de México.- El expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, aseguró que no tiene problemas con el alcohol. Asimismo, comentó que sólo fue una calumnia que alguien inventó en su contra.

En una entrevista con Ángel Verdugo y Carlos Alazraki para Atypical Te Ve, el exmandatario habló sobre su supuesto alcoholismo y señaló que a pesar de que disfruta tomar “un buen vino”, él no tiene problemas con la bebida como muchos aseguraron durante su sexenio.

“Me acusan de otras cosas que me dan mucho coraje como por ejemplo, de este supuesto alcoholismo, pues no lo soy, por supuesto que me gusta y disfruto estar con un buen vino con mis amigos, me gusta cantar, me gusta la trova cubana y ahora soy más bien de Joaquín Sabina y me gustan los mariachis”, expresó.

Asimismo, el expresidente dijo que goza de buena salud física y afirmó que su supuesto alcoholismo “ha sido una infamia terrible que le han hecho a la mala”.

“Yo cuando fui Presidente crucé a nado la Bahía de Acapulco dos veces, todavía el año pasado me eché 100 kilómetros en bicicleta, ahorita traigo lesionada la pierna porque me rompí un ligamento jugando futbol, pero honestamente considero que gozo de una buena salud física y ha sido una infamia terrible que me han hecho a la mala”.

Por último, Felipe Calderón explicó que la mala fama surgió a raíz de que un periodista lo acusó de ser un alcohólico, pero agregó que meses después reconoció públicamente haber inventado ese rumor.

“Me la hizo un periodista, Federico Arreola un día que nos echamos un entre muy fuerte, mediáticamente me acusó a la mala de que yo era un alcohólico, meses después él reconoce públicamente y se lo reconozco, es que dijo: ‘yo inventé esa calumnia contra Felipe Calderón. No es alcohólico, no me consta y lo hice porque él me había difamado’. Pero la verdad es que fue un invento, ya lo reconoció el autor y esos circos me molestan, no debieran molestarme” concluyó.

Desde que Felipe Calderón llegó a Los Pinos en 2006, dio mucho de qué hablar y dentro de los temas más comentados sobre el mandatario en los últimos años se encuentra su presunto alcoholismo.

La supuesta adicción del mandatario fue tema de debate en San Lázaro donde, en febrero de 2011, diputados del Partido del Trabajo (PT) mostraron una manta en la que se hacía alusión al hecho. El mismo tema sería comentado por Carmen Aristegui en su espacio de noticias en MVS, lo que le valdría su salida de la emisora, aunque volvería a ésta poco tiempo después.