Médicos y enfermeras del Hospital General de Zona número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social instalado en Monclova, están trabajando sin protección para evitar contagios del COVID-19. Fotos: Lidiet Mexicano
Personal médico del Hospital General de Zona número 7 se manifestaron pues trabajan sin protección alguna ante el COVID-19

Médicos y enfermeras del Hospital General de Zona número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social instalado en Monclova, están trabajando sin protección para evitar contagios del COVID-19 y a diario reciben pacientes con sintomatología del pacimiento como insuficiencia respiratoria, tos, fiebre, mismos que son instalados en una sala común de urgencias y no en un área asilada como lo indican organismos de salud a nivel mundial.

Aseguran que desde hace tres días, luego de que se confirmara el primer caso positivo de coronavirus en Monclova comenzaron a solicitar el apoyo a sus jefes inmediatos para recibir equipos de trajes completos, con caretas, botas, lentes que cubran al médico y al enfermero de cualquier tipo de contagio, pero no han recibido respuesta.

"Todos los materiales de insumos de protección están insuficiente, hay poco material pero no es suficiente para todo el personal, solamente dan donde están las áreas críticas y en otras áreas no nos dan, nos estamos protegiendo con cubre bocas, no hay ni batas, ni los insumos que necesitamos para protegernos" expresó Roberto Ramos enfermero del área de urgencias,  estabilización.

A diario se reciben pacientes que presentan fuertes síntomas del COVID-19, tos, fiebre e incluso problemas respiratorios, todos ellos son colocados en un área de urgencias donde también son atendidos  pacientes de todo tipo de padecimientos.

"Todavía no se hace el a´rea para aislarlos, están en sala común, se aíslan en un cubículo pero al fin y al cabo están todos ahí. Están dandonos las instrucciones pero no hay área aislada, nos pone en riesgo a toda la población", agregó el entrevistado.

Dijo se requieren guantes, batas, cubrebocas, gel antibacterial, toallitas para limpiar, caretas, lentes, de algunos de estos tienen abastecido pero son muy pocos, les dan solo uno diario y se tienen que desechar constantemente entre paciente y paciente.

Anteriormente, en fase 1 de esta pandemia se reconocia a los pacientes sospechoso de COVID-19 por los sintomas y aunado a ello por cuestionar si habían viajado fuera del país, en esta fase 2, no se ha informado al personal como poder identificar un caso, toda vez que ya hay contagios a nivel local.

El temor incrementa aun más, toda vez que se indica que dos médicos y una enfermera presentan sintomas del COVID-19 y podrían estar contagiados, pues ellos están en el área de atención a pacientes sospechosos.

"Aun no estaban hablando con el sindicato, estamos en el proceso por eso nos reunimos aquí para saber como nos van a apoyar y cuales medidas van a tomar tenemos que apoyarnos en ellos por que ellos son quienes nos representan".