Foto: Tomada de Internet
México se olvidó de la economía interna y es necesario que regrese a fortalecerla, aseguró el empresario Carlos Slim

El empresario Carlos Slim Helú, en su primera aparición luego de las elecciones de Estados Unidos, exhortó al gobierno mexicano a que mire, desde ya, hacia México. Consideró que la victoria de Donald Trump puede ser una gran oportunidad para nuestro país y en específico para la economía interna, que debe trabajar y concentrarse en eso de manera urgente.

“Debemos revisar la economía interna que durante 50 años fue prioridad y nos dio un crecimiento de 6 por ciento, pero en los últimos 30 años no se atendió”, dijo durante su participación en el foro Bloomberg, México hacia el 2017.

Criticó que la economía se haya volcado hacia Estados Unidos, provocando que la dependencia sea altísima. Esta oportunidad que significa Trump, agregó, deben empujar a México a nuevos paradigmas como China, Corea y Singapur, “México no se mueve acorde a los cambios, tenemos que ver que las cosas han cambiado. Los jóvenes no tienen oportunidades y los empleos tradicionales no se están generando, así que es una oportunidad para darnos cuenta de lo que debemos hacer.

Y dio un dato con el que apaciguó el discurso de Trump contra México. Lo que es factible y bueno para México es que se bajen los impuestos para la clase media de Estados Unidos, como lo prometió Trump y que la economía crezca 4 por ciento.

Para eso, explicó, se necesita producción y esa la generan en gran medida trabajadores mexicanos, ya que no hay estadounidenses suficientes que lo hagan allá y entonces, Trump necesita de los mexicanos para cumplir con sus promesas de campaña.

Esto lo dijo porque negó que los votos de la elección hayan sido contra México, sino que fue la preocupación de los votantes estadounidense por el deterioro de las fuerzas del trabajo.

“Antes ganaban 30 dólares la hora y ahora 10 o 7.50. La industria manufacturera ha perdido 5 millones de empleos en los últimos 15 años, y Estados Unidos pasó de ser un país industrial a ser uno de servicios. En ese mismo periodo, China creó 40 millones de empleos manufactureros, gracias a que dieron un aumento en el salario real y un reforzaron el mercado interno, cuando antes tenían gente capacitada ganando poco y exportaban mucho”, sostuvo.

Al respecto, Michael Bloomberg, comentó que México debe ser decidido y determinante frente a Trump, para asegurar un trato civilizado y que los dos países vayan a las negociaciones pensando en ganar y terminar este capítulo con la idea de que la situación mejoró, “Trump dirá que mejorará el TLCAN y México que el TLCAN se quedó y mejoró”.

“México debe tener éxito si Trump lo tiene. Su economía se basa en mejorar el consumo y prometió generar 24 millones de empleos. Todo mundo dice que Trump será malo para México, y quizá si será malo los primeros meses por lo que dice de México y lo que piensa sobre la expansión de EU, pero en la realidad será diferente. Nuestra economía tiene mucho rezago y hay mucho que hacer e invertir”, agregó Slim.

Sobre la posibilidad de que empresas estadounidenses salgan del país y mantener trabajos en Estados Unidos, consideró que el colocar impuestos, “por ahorrarse miles de empleos va a afectar a millones de habitantes por un alza en la inflación”.

Michael R. Bloomberg coincidió en que en Estados Unidos “necesitamos la mano calificada para que haga ciertos trabajos”.

EL FUTURO DE PEMEX


José Antonio González Anaya, director de Pemex, aseguró que, respecto a la llegada de Donald Trump a la Presidencia, en el comercio bilateral entre México y Estados Unidos “alguien está ganando del otro lado” porque la petrolera importa a diario 1 millón de productos de gasolina y 1 millón de barriles de petróleo.

“Hay que esperar y ver. Hay mucha especulación”, afirmó en el foro de Bloomberg “México hacia el 2017”.

Pero destacó que el sector petrolero es “verdaderamente global”, ya que se hacen negocios y asociaciones entre todo el mundo.

Como ejemplo, dijo, hoy los precios del petróleo se están recuperando luego del anuncio de ayer de la OPEP sobre reducir la sobreproducción del oro negro que ha tumbado los precios del petróleo, y con ello los ingresos del país.

Alberto de la Fuente, director general de Shell México, destacó que deben haber más recursos en las aguas profundas del Golfo de México, por lo que las siguientes rondas serán interesantes.

Sin embargo, reconoció que se “está arrancando desde cero en la regulación”. Pese a ello, a tres años de la Reforma Energética, van tres rondas de subastas en las que se ha firmado contrato con 38 empresas (26 mexicanas).

“Tenemos grandes empresas como Sierra Oil dispuestas a invertir”, dijo el también presidente de Amexhi.

Sobre la ronda que se celebrará el próximo lunes, González Anaya destacó el bloque de Trión, cuya producción en 5 años generará ganancias dependiendo de los precios del petróleo de ese tiempo.

“No sé con quiénes nos vamos a asociar. Lo sabremos el lunes”, declaró.

Jaime Hernández Martínez, titular de la CFE, destacó que las pérdidas de 16 por ciento de la energía generada registradas en 2012 se han reducido a 12.5 por ciento.

Sin embargo, países de la OCDE solo reportan de 6 por ciento.

La oportunidad ante ese escenario, dijo, es que la demanda de energía crece 3 por ciento al año y con la Reforma Energética de intentará duplicar la red de gasoductos en el país.