Foto: Cuartoscuro
Promoverán cambios en la legislación que permita este tipo de mano de obra

CDMX.- México está en la mira de Estados Unidos porque hay jóvenes de entre 16 y 17 años que laboran en el campo, y por ello el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) promoverá cambios a la legislación que permitan la incorporación de esa mano de obra, como en el mercado estadounidense.

Aunque no hay quejas del país vecino por incumplimientos laborales en el Tratado entre México Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el gran riesgo está en el trabajo infantil y en el cultivo de productos de exportación importantes como jitomate y chile.

El vicepresidente de Bienestar Laboral del organismo empresarial, Aldo Mares Benavides, dijo que se promoverán cambios en la legislación para que los jóvenes de 16 y 17 años puedan trabajar en la agricultura, como sucede en Estados Unidos.

Durante el Taller T-MEC/TIPAT: Aspectos Laborales, organizado por la Secretaría de Economía, expuso que Estados Unidos publicó hace semanas el reporte de trabajo infantil en el que incluye tres nuevas actividades que se desarrollan en el campo mexicano y consideradas ilegales.

Así, además de que se consideran productos como jitomate, chile, pepinos, caña de azúcar, café, cebollas, frijoles, berenjenas, tabaco y melón, se añadieron tres más: ganado vacuno, prendas de vestir y artículos de piel.

El director general de Disciplinas de Comercio Internacional de la Secretaría de Economía, Ricardo Aranda Girard, coincidió en que “hasta el momento no hay quejas” presentadas contra México por algún incumplimiento en materia laboral del T-MEC.

Subcontratación

En el evento, el titular de la Unidad de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo, Alejandro Encinas Nájera, dijo que la reforma en materia de outsourcing o subcontratación permitirá cumplir con compromisos del T-MEC.

Ello porque se cumplirán las obligaciones de libertad sindical y negociación colectiva, pues no habrá empresas fachadas.

Explicó que si bien existe una regulación para la subcontratación, hay una “aplicación indebida, un uso abusivo de ésta”. Al evadirse la responsabilidad laboral hay un camuflaje y las empresas exportadoras no cumplen con el compromiso de permitir a los trabajadores asociarse libremente a cualquier sindicato.