Foto: Archivo
En un entorno de incertidumbre generado por la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las autoridades mexicanas están convencidas de que tienen que fortalecer las relaciones con otras regiones del continente

Ciudad de México.- Para el comercio internacional es fundamental  la integración de las regiones y el fortalecimiento de sus economías, lo que le da la oportunidad a las pequeñas y medianas empresas de ampliar sus horizontes y poder llevar sus productos a más mercados, por ello el gobierno mexicano apuesta por fortalecer las relaciones con todos los países de América Latina y el Caribe.

Para ello busca aprovechar el Foro Internacional de Negocios de América Latina y el Gran Caribe que se realizará del 27 al 29 de septiembre en Cancún, para cerrar inversiones y crear vínculos que permitan aumentar el intercambio comercial con toda la región.

Esto es fundamental luego de que la primera ronda de negociaciones del TLCAN no caminara como todos esperaban e incluso, resurgió el fantasma de una posible salida de Estados Unidos de este acuerdo trilateral, lo que ponen en riesgo las alianzas en la región norte del continente.

Sin embargo, mirando hacia el sur, este mercado es sumamente importante por su tamaño, que según cifras de ProMéxico es de cerca de 800 mil millones de dólares, “con una población perteneciente a la clase media compuesta por 186 millones de personas”.

México mira hacia el sur para inversiones
 
Además, está el componente de que México, Colombia, Chile y Perú son miembros de la Alianza del Pacífico y en promedio mantienen un desempeño económico positivo, lo que aumenta la importancia de las relaciones comerciales con los países de América Latina.

Y esto se ven en los niveles de inversión que México aporta a países como Brasil, Colombia o Argentina, que suelen ser el principal destino de los recursos mexicanos hacia el sur del continente y según Paulo Carreño King, director general de ProMéxico, en los últimos años se han invertido desde nuestro país “más de 21 mil millones de dólares en los principales destinos de América Latina y el Gran Caribe”.

Pero otra de las grandes apuestas para ProMéxico es Centroamérica, que es un mercado en crecimiento y en donde las empresas mexicanas tienen ciertas ventajas para competir y en donde marcas como Cinépolis, Rotoplas, Mexichem, Grupo Kuo, Mabe, Elektra, Cemex, América Móvil y Gruma, han ingresado de manera exitosa a esos países y según cifras del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), los niveles de inversiones mexicanas suman cada año unos 5,226 millones de dólares.

Un espacio de oportunidades para América Latina y el Caribe

Ante este escenario de un crecimiento del intercambio comercial en toda la región, el Foro Internacional de Negocios de América Latina y el Gran Caribe busca ser una “plataforma integral que permite a las economías impulsar oportunidades de negocios innovadores y con mayor valor agregado hacia una mayor integración en las cadenas globales”, según explica en sitio web.

Según Notimex, el encuentro contará con la presencia de más de 120 exportadores y 40 compradores latinoamericanos y asiáticos, “donde el objetivo es promover el acercamiento entre exportadores mexicanos y empresarios de la región”.

Y para Agustín García López, director ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), esto es fundamental justo en estos momentos de incertidumbre comercial.

“En México estamos convencidos de los beneficios del libre comercio y la necesidad de cooperar en el desarrollo de capacidades, promoviendo el crecimiento de la productividad, la innovación y la inversión”, concluyó el directivo.

POR EL SEMANARIO