Dato. La información se exponen en un informe del Centro Católico Multimedial. / ARCHIVO
Tiene ocho años consecutivos siendo el lugar donde más se asesina y extorsiona a los curas

CDMX.-En los últimos cuatro años, 15 sacerdotes han sido asesinados mientras que entre 2014 y 2016 se registraron 520 extorsiones a curas, con lo que México se coloca por octavo año consecutivo como el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal, advirtió el Informe 2016 elaborado por el Centro Católico Multimedial.

El documento titulado “Tragedia y Crisol del Sacerdocio en México” señala que en los cuatro años del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto se han registrado un total de 25 atentados contra miembros de la Iglesia Católica, de los cuales 15 corresponden a asesinatos de sacerdotes, un seminarista y 5 laicos en este periodo, mientras que 2 presbíteros continúan desaparecidos y se registraron 2 secuestros frustrados.

Guerrero, la Ciudad de México, Veracruz y Michoacán son consideradas como las entidades más peligrosas para ejercer el ministerio sacerdotal.

El estudio advierte que de continuar con esta tendencia en los atentados, este sexenio podría terminar con un alza del 100 por ciento respecto al sexenio de Felipe Calderón que terminó su mandato con 25 sacerdotes asesinados.

“Por lo tanto, los crímenes de odio se han incrementado alarmantemente en el presente gobierno. El análisis indica que se registra un aumento de un 80 por ciento, al cierre de 2016, comparado contra el cuarto año del expresidente Lic. Calderón Hinojosa”, indica.

El Centro Católico Multimedial refiere que los últimos 12 meses han sido “los más trágicos” de los últimos 26 años, dado que tres sacerdotes fueron “violentamente despojados de su vida. 

LOS DATOS
-En los últimos dos años se contabilizaron 520 extorsiones a sacerdotes.
-Las amenazas de muerte a los curas aumentó un 113% en los últimos diez años.