Foto: Tomada de Internet
El día de hoy se cumple el octavo aniversario luctuoso del comediante

Miguel Galván, alcanzó la fama con su personaje “La Tartamuda”, en un comercial del área de banca en donde personificó a un asaltante en prisión.

Al poco tiempo de su debut en televisión, participó en obras de teatro como “Atrapado sin salida”, "Mi amigo el unicornio" y "México canta y aguanta", en donde demostró el talento histriónico con el que contaba.

El carisma y talento del que era poseedor lo llevaron a incursionar de lleno en la televisión mexicana, obteniendo personajes estelares en “La Hora Pico” y “La Parodia”.

Su carrera se encontraba gozando las mieles del éxito, sin embargo, la muerte lo sorprendió a los 50 años de edad, 40 días después de haber sido hospitalizado por diabetes y problemas de hipertensión que lo aquejaban, los cuales fueron responsables de su fallecimiento.   

El comediante necesitaba un trasplante de riñón pero no se encontraba en condiciones de someterse a una cirugía de alto riesgo, debido a que llevaba tiempo presentando severos problemas en el corazón.  

En ese entonces tenía las percepciones por su trabajo en “La Hora Pico” y por sus presentaciones en la República Mexicana.

Miguel Eduardo Galván Meza ya no pudo colaborar para la cinta “El coyote rojo”, en donde compartiría créditos junto a Luis de Alba, mejor conocido como “El Pirrurris”.

Fue el destino el que llevó a Galván a la cima del éxito en la industria de la comicidad en la televisión y también quien decidió que su vida se cortara de tajo. 

A manera de homenaje recordamos a uno de los mejores comediantes de la television mexicana, con sus mejores interpretaciones artísticas.