Esfuezo. Paramédicos nada pudieron hacer por la menor. / Jetza Múzquiz
José Luis explicó que había salido alrededor del mediodía para irse a trabajar y dejó a la menor de edad en el domicilio, para posteriormente regresar antes de su hora de salida

Sin motivo aparente a un día de su graduación, una adolescente cometió suicidio—el 54 en la región sureste de Coahuila en 2018— su papá, quien la había dejado sola desde la tarde para ir a trabajar fue quien la halló

Andrea Elizabeth, que era estudiante del Ateneo y tenía 17 años, fue localizada por su papá Francisco Javier de 48 años, colgada de la regadera en el interior de la casa situada en la calle San Francisco Javier, de la colonia Colinas de San Francisco.

 

De acuerdo a los datos proporcionados por un agente del Ministerio Público, cerca de las 6:00 de la tarde, se recibió la alerta de una persona inconsciente en el mencionado domicilio, por lo que fue despachada una ambulancia de la Cruz Roja para atender a la víctima.

 

José Luis explicó que había salido alrededor del mediodía para irse a trabajar y dejó a la menor de edad en el domicilio, para posteriormente regresar antes de su hora de salida, pues durante toda la tarde trató de comunicarse con ella pero no le atendía las llamadas al celular y cuando llegó a la casa la halló colgada.

José Luis fue a la cocina y tomó un cuchillo para cortar la cuerda, colocando a la adolescente en la cama y llamó al 911 por ayuda, pero los paramédicos que llegaron sólo pudieron dar fe del fallecimiento de Andrea, quien cumpliría la mayoría de edad en agosto.