Foto: @MiguelAschulz/ Twitter
El legislador por Oaxaca indicó que si bien la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, establece que el subejercicio será sancionado conforme a la nueva Ley General de Responsabilidades

Con el fin de llevar a cabo una aplicación transparente y responsable de los recursos aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, el diputado Carol Antonio Altamirano (Morena), propuso reformar el artículo 64 bis de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, para catalogar como grave que las dependencias federales cometan subejercicios.

El legislador por Oaxaca indicó que si bien la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, establece que el subejercicio será sancionado conforme a la nueva Ley General de Responsabilidades, al revisar las faltas contenidas en esa ley no hay ninguna que describa con precisión el subejercicio.

Esta iniciativa ya se encuentra en estudio para su dictamen en la Comisión de Transparencia y Anticorrupción.

En ella se establece que si un funcionario cae en el subejercicio se expondrá a una sanción administrativa y al ser una conducta grave, podrá ameritar la suspensión, destitución del empleo; sanción económica, e inhabilitación temporal en el servicio público.

Altamirano señaló que los subejercicios afectan directamente la aplicación de los programas sociales y por ende se dejan de atender las necesidades sociales, a pesar de contar con el dinero ya presupuestado para hacerlo.
“Sería como una burla hacia la Cámara de Diputados, porque las dependencias no cumplirían con el presupuesto que se les asignó”, dijo.

Ejemplificó un caso del 2017 donde el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas detectó un subejercicio por 16 mil 752 millones de pesos que impactó a programas que debieran beneficiar a la gente.

En Agricultura se dejaron de ejercer más de 6 mil millones de pesos, en Comunicaciones y Transportes se registró un subejercicio de más de 4 mil millones, mientras que en Salud fue por 2 mil millones y en Educación, más de mil millones de pesos.