Foto: Especial
"El suicidio de Armando Vega Gil fue una dolorosa decisión personal", se lee en un mensaje publicado en la cuenta @MeTooMusicaMx

Tras la muerte del músico Armando Vega Gil, la cuenta en Twitter de Me Too Músicos se deslindó de responsabilidad, al considerar que el suicidio del bajista fue "una dolorosa decisión personal"; asimismo, hizo un llamado para no desacreditar los testimonios de las víctimas. 

"El movimiento no tiene culpabilidad ninguna del suicidio de Armando Vega Gil y en este canal público se encuentran todas las pruebas", se lee en un mensaje publicado en los últimos minutos de este lunes. 

"Cualquier medio que desprestigie el testimonio real de las víctimas llamándonos asesinos, claramente tiene una vendetta personal contra #MeToo", se agrega el tuit. 

Me Too Músicos Mexicanos también subrayó que en "este movimiento no (se) separa al hombre de su obra, somos lo que hacemos y nuestras acciones traen consecuencias". Asimismo, pidió "anonimato para el oprimido, transparencia para el opresor". 

La cuenta también replicó algunos mensajes publicados por la periodista Lydia Cacho, quien se refirió al tema de las denuncias anónimas. 

"Armando no me buscó cuando apareció la denuncia", escribió Cacho en Twitter. "Le habría respondido lo que les he dicho a todos mis amigos y conocidos: revisa tu propia historia, reconoce las violencias ejercidas, pide perdón y, si es delito, asúmelo. Sé congruente con lo que dices".  

La periodista se refirió también al "sistema de justicia que revictimiza y absorbe casi por completo el tiempo y la vida de quienes denuncian", pues "opera con procedimientos humillantes y ausencia de legalidad".

Otro periodista que se sumó a la polémica en contra del movimiento por su política de denuncias anónimas fue Ciro Gómez Leyva: