Protestas. Los manifestantes incendiaron neumáticos y agredieron a las fuerzas policiales.
Los disturbios comenzaron después de que decenas de personas se echaran a las calles para protestar contra un supuesto fraude electoral.

NAIROBI.- La Policía keniana mató a tiros a dos simpatizante del líder opositor Raila Odinga durante las protestas postelectorales que se realizaron ayer en un suburbio de la capital, Nairobi.

Los disturbios comenzaron después de que decenas de personas se echaran a las calles para protestar contra un supuesto fraude electoral. Manifestantes armados con palos bloquearon las calles con barricadas e incendiaron neumáticos.

Los agentes antidisturbios interrumpieron entre los manifestantes, atacándolos con gases lacrimógenos y fuego real, a consecuencia de lo cual perdieron la vida dos manifestantes, además se comentó que entre los manifestantes había ladrones que no obedecieron a la policía.

También hubo protestas y escenas violentas en Kisumu, una ciudad portuaria del oeste del país, donde los simpatizantes del candidato opositor gritaban: “Si no hay Raila, no hay paz”.

La carretera de Mombasa, una de las principales vías de Nairobi, fue bloqueada por un grupo de personas que empezaron a lanzar piedras, informaron fuentes diplomáticas. En otras partes del país, como en Kisumu (oeste), la Policía también utilizó gas lacrimógeno para dispersar a un pequeño grupo de manifestantes que salieron a la calle tras la denuncia de Odinga.

La Comisión Electoral, hizo un llamado a la calma y prometió investigar si hubo un ciberataque o irregularidades durante la elección.