Elementos de seguridad acudieron hasta la colonia Mirasierra | Fotos: Juan Francisco Valdés
Vecinos afirman que no recibía visitas y que tenía adicción a las drogas

Una sobredosis de cristal llevó a la muerte a una mujer de 34 años quien fue encontrada en estado de descomposición por su padre en la colonia Mirasierra. Ana Maribel Hernandez González tenía aproximadamente tres días de haber fallecido y ayer fue hallada semidesnuda en la planta alta de su casa ubicada en la calle Diecisiete, entre 10 y 12, de la citada colonia.

Su padre, Francisco Javier Hernández Martínez, fue a visitarla porque tenía unos días de no verla. Se le hizo extraño que la puerta de la vivienda permaneciera cerrada y parte de la fachada rodeada de tablones.

 

Francisco ingresó a la casa y detectó un olor de putrefacción. El cuerpo de Ana lo encontró sobre el suelo afuera del baño y de inmediato salió a pedir ayuda a los vecinos, quienes hicieron el llamado al número de emergencias 911.

Los primeros en acudir al llamado fueron los paramédicos de la Cruz Roja e informaron que la mujer tenía de dos a tres días de muerta por el color negro de la piel.

Entre llanto y desesperación, Francisco aseguró que a su hija la vio el miércoles y cree que no tiene más días de fallecida.

Él se que encargaba de llevarle alimentos ya que era adicta a las drogas, en especial a la “piedra”, como le llaman a la droga conocida como cristal.

De acuerdo a su padre, la hoy occisa enviudó hace tres años y su adición siguió en aumento.

Elementos de la Policía Preventiva Municipal acordonaron el exterior de la vivienda, mientras las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) procedieron con el levantamiento de cadáver y su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).