Foto: Vanguardia/Daniel Villanueva
José Ernesto estuvo varado en la carretera 57, en el tramo de Los Chorros, durante tres días, en los que tuvo que soportar temperaturas de hasta -18 grados

José Ernesto es un conductor de tráiler que estuvo varado en la carretera 57 en el tramo de Los Chorros; 3 días tuvo que soportar la temperatura que descendió hasta los -18 grados centígrados. 

Las filas avanzaban poco, familias enteras se juntaban hombro con hombro para soportar la baja temperatura, y previniendo tragedias decidieron comprar alimento y bebida, pues la situación era incierta y las autoridades no les daban razón de nada, ni siquiera se acercaban a ofrecer un abrigo.

José conducía de Matehuala dirigiéndose a Saltillo, hasta que se topó con la contingencia vehicular que se presentó en el tramo de Los Chorros.

 

“Fueron tres días muy pesados porque nos tocaron los días más fríos. Lo que pasa es que no estamos preparados para estas situaciones y se debería prestar atención a eso. Al menos hoy ya pudimos avanzar y aprovechamos para estirar las piernas con el poco calor que se siente”, dijo José. 

Durante el fin de semana fueron abiertas a la circulación varias carreteras, sin embargo, la experiencia para las familias que viajaban en sus autos y camionetas fue de lo más desagradable. Conductores experimentados de camiones de carga comentaron que fue más la ayuda que otorgaba por la misma gente que la ofrecida por las autoridades.