Cambio. Apenas el lunes había acordado suspender la deportación de 32 mil migrantes africanos. / AP
En enero, Israel anunció un plan de deportación masiva que se aplicaría a 32 mil de los 38 mil inmigrantes africanos que hay

JERUSALÉN.- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, declaró este martes que cancela el acuerdo que alcanzó con el ACNUR para evitar la deportación forzosa de 32 mil inmigrantes africanos, el cual preveía permitir quedarse a la mitad y trasladar al resto a países occidentales.

El jefe del Gobierno israelí anunció en la tarde de ayer el acuerdo con el organismo de la ONU, que interrumpía el polémico plan de deportación de los inmigrantes a terceros países en África iniciado este año, pero horas después y tras recibir duras críticas de los sectores más derechistas y de su propio partido, anunció la noche del lunes su suspensión y ayer la cancelación.

“Después de evaluar ventajas y desventajas, decidí cancelar el acuerdo”, declaró Netanyahu tras reunirse con vecinos del sur de Tel Aviv en los cuarteles del Ejército israelí de la ciudad.

En enero, Israel anunció un plan de deportación masiva que se aplicaría a 32 mil de los 38 mil inmigrantes africanos que se calcula que hay. Esto fue objeto de rechazo social.