Foto: Archivo
La Organización de Familiares de Pasta de Conchos aseguró que ni Grupo México, ni el Sindicato Minero deben intervenir en dichas operaciones

Respecto a la posible participación de Germán Larrea en la recuperación de los restos de los 65 mineros de Pasta de Conchos, la Organización de Familiares de Pasta de Conchos aseguró que ni Grupo México, ni el Sindicato Minero deben intervenir en dichas operaciones.

Tras la comunicación establecida entre Germán Larrea y Andrés Manuel López Obrador, la activista Cristina Auerbach manifestó su negativa debido a que el hecho de que el Estado Mexicano haya aceptado su responsabilidad en la recuperación de los restos de los mineros a 13 años de la tragedia, deja de lado a las partes involucradas, como Grupo México y el Sindicato Minero, que podrían tener conflicto de intereses.

“El Estado es el responsable; esto significa dos cosas: ni Grupo México, ni el sindicato minero. Ellos no tienen nada que hacer aquí”, expresó Auerbach.

Desde ese aspecto, Auerbach dijo que se encuentran a la espera y desde la insistencia de que la acción que se debería tomar contra Larrea es que renuncie a la concesión de Pasta de Conchos, la cual asegura fue dividida en cuatro y cambiada de nombre durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, para ser entregada de forma legal nuevamente a Grupo México.

Dijo que todavía no se puede definir si existirá participación del Sindicato Minero que encabeza Napoleón Gómez Urrutia en el caso; sin embargo, dijo que este únicamente representaba a 25 personas de las 65 sepultadas, y hoy que estos agremiados se encuentran finados, no tendría por qué mostrar alguna injerencia en las acciones.

“Nosotros hemos interpuesto todos los recursos legales y los litigios necesarios. El sindicato nunca hizo nada y menos Grupo México. Ninguno de los dos tiene nada que hacer en Pasta de Conchos”, aseguraron.

Denuncian cinco minas clandestinas

Además de la exigencia de soluciones en Pasta de Conchos, activistas presentaron durante la última semana otras problemáticas de la Región Carbonífera, para que sean atendidas por la federación.

La activista Cristina Auerbach Benavides, de la Organización de Familiares de Pasta de Conchos, informó que durante la semana pasada se sostuvo un diálogo con la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, en la oficina encargada del tema de  minería, para informarle sobre la operación ilegal de minas clandestinas en la Región Carbonífera de Coahuila.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, dicha información da cuenta de por lo menos cinco minas clandestinas que se encuentran operando sin los requerimientos concesionarios, no tienen manifiesto de impacto ambiental o lo están violando actualmente. 

Auerbach dijo que algunas de las otras observaciones que se manifestaron, fue la documentación de que algunos de los recursos de la Prodemi se encuentran operando en minas que ya tienen una concesión cancelada.