Autoridades piden a las personas que tengan la seguridad que no se cerrará ninguna puerta y ninguna unidad

América Flores, directora de Control y supervisión de la Zona Norte de La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), negó que vaya a cerrar la delegación en Coahuila ni la unidad de atención en Saltillo.

Aseguró que no existe ninguna intención y pidió a las personas que tengan la seguridad que no se cerrará ninguna puerta y ninguna unidad, y que por el contrario, están fortaleciendo y dando vida a los sistemas remotos para dar una mejor atención.

De hecho, adelantó que próximamente en Torreón, se impulsará la conciliación telefónica para efectos de que también por esta vía se puedan desahogar procesos.

América Flores comentó que es importante mantener la salud de los usuarios y en ese sentido dijo que las oficinas están operando con el respeto a las disposiciones de las autoridades sanitarias, pero nunca con la intención de algún cierre.

“Nuestro módulo de Saltillo es importante porque nos vincula mucho a las personas por el tema de las distancias, y así puedan elegir dónde pudieran ser atendidos”, mencionó.

Aseguró que durante esta contingencia han dado mucho impulso e invitando a los usuarios a que usen los medios remotos, como por ejemplo, la queja electrónica contra instituciones financieras. Añadió que sí notaron la aceptación de las quejas por esta vía, misma que no se han detenido en estos últimos meses.

La directora de Control y supervisión de la Zona Norte de Condusef mencionó que en la delegación en Torreón, hay bastante afluencia de usuarios vía citas programadas, hasta de 40 diarias.

“Tenemos el índice normal de reclamaciones pero controlada y distribuidas durante todo el día. La atención presencial sigue, se programa una cita, llega el usuario, accede y se va con su atención y número de expediente”, afirmó.

Flores invitó a los usuarios a acceder a la página e interponer una queja de ser necesario, pues afirmó que el sistema es muy “amigable” y tiene un nivel de atención de cuatro días.