Empieza. A partir de ayer dio inicio la audiencia contra Jorge Luis Lavalle Maury por su relación con el exdirector de Pemex. Cuartoscuro
Durante la diligencia, su defensa inició la presentación de 20 datos de prueba de descargo para evitar que el exfuncionario sea vinculado a proceso por asociación delictuosa

CDMX.- Los dos principales colaboradores del exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, desmintieron la versión de que les entregó dinero en efectivo para repartir en sobornos a diversos legisladores para lograr la aprobación de las reformas estructurales del expresidente Peña Nieto.

Ayer comenzó en el Reclusorio Norte la continuación de la audiencia inicial en el caso contra Jorge Luis Lavalle Maury, exsenador panista señalado por Lozoya de recibir sobornos para aprobar la reforma energética el sexenio pasado.

Durante la diligencia, su defensa inició la presentación de 20 datos de prueba de descargo para evitar que el exfuncionario sea vinculado a proceso por asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho.

De acuerdo con José Joaquín Zapata, abogado del exlegislador, entre los datos de prueba se encuentran las entrevistas que la defensa tuvo con Francisco Olascoaga Rodríguez, exjefe de departamento administrativo de la dirección General de Pemex y Rodrigo Arteaga Santoyo, exsecretario particular de Emilio Lozoya; en cuyas declaraciones contradijeron los dichos que el exdirector de Pemex realizó en la denuncia que presentó ante la FGR en agosto del año pasado.

Ambos exfuncionarios fueron señalados por Lozoya como los encargados, por órdenes de él mismo, de recibir y repartir dinero en efectivo entre diversos legisladores en sobornos para lograr la aprobación de las reformas estructurales durante el sexenio pasado.

“Una vez que pudieron ser entrevistadas por esta defensa, niegan completamente los hechos narrados por Lozoya. Es decir, todo lo que dice que se recibió o se repartió por parte de él lo niegan”.