Nike terminó su asociación de ventas con Amazon menos de un mes después de que la compañía de equipos deportivos nombrara al veterano del comercio electrónico John Donahoe como su nuevo CEO. Foto: AP
Nike rompe su asociación con Amazon.

Nike puso punto final a su asociación con Amazon menos de un mes después de haber nombrado como director general a un veterano del comercio electrónico. La compañía de ropa deportiva afirmó que desea tener una relación más directa con su clientela, pero el anuncio es un revés para Amazon.

Amazon está siendo presionada por las grandes marcas para que combata la venta de productos piratas. Amazon tiene una función que permite a particulares vender directamente cualquier mercancía a través de su plataforma, un elemento clave para la empresa, ya que le permite ofrecer millones de productos adicionales. Más de la mitad de los productos vendidos por Amazon el año pasado vinieron de terceros.

Cuando Nike anunció su programa piloto con Amazon.com Inc. en 2017, albergaba esperanzas de tener un mayor control sobre su marca al estar involucrada más directamente, pero analistas del sector coindicen en que, al parecer, los problemas continuaron.

Amazon reconoce que ha tenido problemas con la venta de productos piratas y ha implementado herramientas para combatir la práctica ilegal. La empresa, con sede en Seattle, de momento no respondió a un pedido de comentario.

Por su parte, Nike Inc. con sede Beaverton, Oregon, anunció que seguirá usando Amazon Web Services para su website y sus apps. La empresa invierte también en asociaciones con otros minoristas y plataformas.

El fin de la asociación se produce poco después de que Nike nombrara a John Donahoe, antes jefe de eBay, como su nuevo CEO. Las ventas de Nike han ido en aumento desde que empezó a ofrecer sus productos en su página y sus apps. Las ganancias de la empresa en el primer trimestre del año fiscal superaron las expectativas.