Foto: Especial
Daisy-May Demetre, de nueve años, es la primera niña con una doble amputación en desfilar en la exigente pasarela

Las pasarelas de las principales firmas de moda se han vuelto cada vez más inclusivas. Hace solo un mes, Chanel anunció que tendría su primera modelo transgénero como nueva imagen de su línea de belleza. Por su parte, la cantante y empresaria Rihanna ha elegido a modelos embarazadas, plus size y con tatuajes para desfilar su línea de lencería “Savage x Fenty”. No hay duda de que los tiempos están cambiando.

En este contexto una pequeña de nueve años llamada Daisy-May Demetre ha visto su sueño hacerse realidad, al desfilar muy segura de ella misma en la New York Fashion Week.

La niña nacida en Birmingham, Inglaterra, llegó al mundo con una malformación congénita en ambas piernas llamada hemimelia fibular, que ocasiona que el peroné cambie su tamaño: mientras que en una de sus piernas este era muy corto, en la otra pierna le faltaba por completo.

La enfermedad afectaba gravemente su movilidad y equilibrio, por lo que los médicos tomaron la decisión de amputarle ambas piernas cuando tenía tan solo 18 meses de edad. Fue entonces cuando le colocaron prótesis en ambas piernas para que aprendiera a caminar con ellas.

Al estar acostumbrada desde tan pequeña, la joven Daisy-May ha sabido sortear con talento los obstáculos, y lleva su vida como cualquier niña de su edad, salvo por una excepción: el pasado domingo desfiló sin miedo sobre la exigente pasarela internacional de Nueva York para la firma de lujo Lulu et Gigi Couture.

Foto: Especial

Pero, ¿cómo llegaron a ella? Fue Eni Hegedus-Buiron, diseñadora de la marca, quien la vio por primera vez en la Semana de la Moda Infantil de Londres. A partir de ese momento supo que tendría que estar presente en las pasarelas neoyorquinas. Su seguridad ha sorprendido y, seguramente, la veremos en el futuro desfilando en las más importantes casas de moda.