Dexter Liebow. Foto: Vanguardia/The Grosby Group
Dexter Liebow fue diagnosticado con neuroblastoma de etapa cuatro en octubre del año pasado, pero las pinturas ayudan a poner una sonrisa en su rostro

Un niño de siete años lucha contra el cáncer en una cama de hospital, rodeado de obras de arte increíbles que le envían personas de todo el mundo.

Dexter Liebow  fue diagnosticado con neuroblastoma de etapa cuatro en octubre del año pasado, pero las pinturas ayudan a poner una sonrisa en su rostro.

Como es un gran fan de superhéroes, muchas de las obras han sido relacionadas con estos personajes, y su madre dice que alegran sus días.

Foto: Vanguardia/The Grosby Group

El valiente niño se está recuperando de su 16 ª ronda de quimioterapia en aislamiento en la sala de oncología del Bristol Children's Hospital.

La recaudadora de fondos Linda Buckman pidió en Facebook  a los artistas de todo el mundo que envíen las pinturas y los dibujos para iluminar su habitación  en el hospital.

"No esperábamos mucho, pero fue una locura, dijo la mamá de Dexter.

"Le levanta su espíritu y hace la diferencia"

Te puede interesar
Foto: Vanguardia/The Grosby Group

"Es fantástico decirle que todas estas personas han oído hablar de él y quieren enviarle algo para su habitación, es increíble".

El regalo favorito de Dexter es una imagen de Guardianes de la Galaxia donada por el artista de graffiti de Bristol, Rich Turner

"Es realmente agradable, realmente lo alegra, es encantador lo desinteresado que pueden ser algunas personas", agregó su madre.

Foto: Vanguardia/The Grosby Group

"Es realmente agradable, realmente lo alegra, es encantador lo desinteresado que pueden ser algunas personas".

Con información de Mirrow