Foto: Internet
A pesar de que la cinta de Warner Bros. recaudó 93.5 millones de dólares en su primer fin de semana, muchas han sido las críticas sobre la violencia y lenguaje que incluye; VANGUARDIA habló con la psicóloga infantil María Luisa Gaytán, quien nos dio su punto de vista sobre el filme

"¿Por qué están tan serios?" es quizás una de las frases más emblemáticas del icónico personaje de DC Comics conocido como el Joker, o en América Latina como el Guasón. Este fin de semana estrenó a nivel mundial la cinta basada en este supervillano del universo de Batman, la cual está dirigida por Todd Phillips y protagonizada por Joaquin Phoenix, la película trata sobre el origen de este oscuro personaje y su transición hacia el mundo del crimen y ha sido ovacionada por la crítica y por el público en general.

La cinta de Warner Bros. recaudó 93.5 millones de dólares en su primer fin de semana en la cartelera. El poseedor previo del récord para octubre era “Venom”, el spin-off de Spider-Man, con 80 millones de dólares el año pasado. Pero a pesar de ser calificada por Rotten Tomatoes con un 69 por ciento de aceptación por parte de la crítica especializada, “Joker” está pasando por la polémica.

El escrutinio sobre la temática violenta de “Joker” hizo que varias cadenas de cines prohibieran a la gente asistir a las funciones con disfraces, mientras que las autoridades de algunas de ciudades aumentaron la vigilancia policial en los establecimientos. De lo que más se ha hablado de esta cinta es de la clasificación, pues es de sobra conocido que presenta imágenes de violencia extrema y un lenguaje no apto para menores de edad.

A pesar de ser una película sacada del universo de los cómics, los niños no pueden disfrutar de la historia del eterno rival de Batman. En Estados Unidos, por ejemplo, "Joker" es clasificación R, que quiere decir restricted (restringido) y es sólo para adultos. Mientras en México se le otorgó la clasificación B15, que indica que los mayores de 15 años podrán entrar a verla.

FOTO: Internet

SIN SUPERHÉROES

La cadena de cines estadounidense Alamo Drafthouse Cinema, publicó a través de sus redes sociales, una advertencia muy peculiar sobre el contenido de la cinta. “Advertencia parental (esto no es una broma). Joker es clasificación R y por una buena razón. Hay un montón de lenguaje fuerte, violencia brutal y una mala vibra en general. Es una representación cruda, oscura y realista, similar a Taxi Driver, que representa el descenso de un hombre a la locura. No es para niños, y no les gustaría de todos modos. (No hay Batman)”.

¿Pero por qué tanto problema? La cinta se ambienta a inicios de la década de los 80, presenta a Arthur Fleck, un aspirante a comediante atrapado en una trágica existencia cíclica que se tambalea en el precipicio de la realidad y la locura cuando una mala decisión provocará una reacción en cadena con eventos cada vez más mortales.

La crítica de cine y experta en cómics Heather Antos señaló: "No fue hace mucho que un joven blanco que se sentía aislado socialmente se vistió como El Joker y les disparó a decenas de personas dentro de una sala de cine en Colorado".

Añadiendo el comentario de una espectadora llamada Rachel Miller: "No sé si son los tiempos adecuados para una película que retrata a un hombre blanco que se convierte en un asesino en serie que es producto de las fallas en el sistema, la inestabilidad mental y el aislamiento social".

ANALIZAR Y DIALOGAR

VANGUARDIA habló con la psicóloga infantil María Luisa Gaytán, quien nos aseguró que más allá de que los menores de edad vayan a ver o no “Joker” con sus padres o sus amigos, es muy importante que al salir se haga un análisis y diálogo sobre el filme. “Más allá de qué tan cruda o real sea una película, la idea es analizar y dialogar en familia las partes positivas y negativas, más que nada en este tipo de películas, ver qué es real y que es falso”, comentó.

Además, María Luisa nos aseguró que en esta época es casi imposible no estar expuestos a este tipo de películas gracias a los medios y a la mercadotecnia, pero abrir la conversación en familia, prepara a los jóvenes para una situación similar en el futuro.

“Es importante preguntarles qué les gustó o qué no, preguntarles que características consideran ellos de valor, cómo actuarían si eso pasa en nuestra ciudad, qué le dirían al personaje bueno o al malo. Ese tipo de cuestionamiento le da mucha luz al menor de edad y le ayuda a que en posteriores películas, no podemos controlar el contenido pero son cintas que nos motivan a ver”, puntualizó.

Sobre si la película puede o no generar violencia en la vida real, CNN en Español habló con la doctora Marisa Azaret, quien comentó de las posibles consecuencias y riesgos que generan las películas violentas en la sociedad. "Para hablar de esta película hay que empezar hablando sobre las personas con transtornos mentales, los estudios han corroborado que son víctimas y no victimarios (...). Mi miedo con esta película es sobre seguir estigmatizando a las personas con transtornos mentales, sobre la violencia que hay en ella creo que hablamos sobre el estrés tóxico al que nos hemos adaptado lametablemente, estas películas sirven como modelos y hay que tomarlo como un llamado de atención", comentó.